Campesinos de Paraguay exigen al Gobierno mayor control de las fumigaciones

Militantes de la Federación Nacional Campesina (FNC) de Paraguay se concentraron hoy frente al Ministerio de Agricultura para exigir un control exhaustivo de las fumigaciones con pesticidas en las plantaciones de soja, que el propio Gobierno paraguayo ha reconocido que es insuficiente.

Un grupo de campesinos participa en una manifestación, frente a la sede de la Fiscalía General de Asunción (Paraguay). EFE Un grupo de campesinos participa en una manifestación, frente a la sede de la Fiscalía General de Asunción (Paraguay). EFE

Un grupo de campesinos participa en una manifestación, frente a la sede de la Fiscalía General de Asunción (Paraguay). EFE

Militantes de la Federación Nacional Campesina (FNC) de Paraguay se concentraron hoy frente al Ministerio de Agricultura para exigir un control exhaustivo de las fumigaciones con pesticidas en las plantaciones de soja, que el propio Gobierno paraguayo ha reconocido que es insuficiente.Apostados ante al edificio, en el centro de Asunción, los activistas denunciaron que las fumigaciones se están realizando sin respetar la legislación paraguaya, que las prohíbe si la temperatura sobrepasa los 32 grados y que establece barreras de seguridad no menores a 100 metros."El Ministerio de Agricultura está defendiendo un modelo de producción que depende de la sojización y además está acusando a la Federación de hacer una lucha ideológica, con lo que está incitando a la represión campesina por parte del Estado", dijo a Efe Marcial Gómez, secretario general adjunto de la FNC.Representantes del ministerio que se acercaron a la protesta admitieron a Efe que las reivindicaciones de la FNC son justas, y también que se han cometido "excesos" en las fumigaciones."Paraguay tiene más de dos millones de hectáreas de soja y los controles de agroquímicos se han hecho de forma aleatoria", declaró Alberto Ledesma, jefe de comunicación del ministerio.Por su parte, el ministro de Agricultura, Jorge Gattini, que se encontraba de visita en el departamento de San Pedro, uno de los centros de las protestas campesinas, dijo que su despacho analiza "un mecanismo más efectivo para ejercer los controles a los procesos de fumigación de los cultivos".Las declaraciones, recogidas en un comunicado, recuerdan que los productores deben dar aviso a las poblaciones cercanas hasta 24 horas antes de iniciarse las fumigaciones.La misma ley dice, entre otros puntos, que se prohíbe la fumigación con agroquímicos si la velocidad del viento está por encima de los 10 kilómetros por hora.Las reivindicaciones de la FNC fueron también expuestas el lunes al ministro del Interior, Francisco De Vargas, quien se comprometió a velar por el cumplimiento de la ley sobre fumigaciones."Nos dijo que a partir de ahora la Policía no va a proteger a los sojeros que violan las leyes medioambientales, con lo que reconoció que estaban protegiendo a los infractores de la ley", dijo Gómez.Según la fuente, el ministro de Interior prometió acelerar la investigación por la muerte de un simpatizante de la FNC asesinado el domingo en la localidad de Luz Bella, en San Pedro (norte).La víctima, que presentaba doce impactos de bala, había participado un día antes en una movilización contra las explotaciones de soja en esa zona, que se saldó con 16 campesinos heridos por balines de goma disparados por la Policía.La FNC, la mayor organización de labriegos del país, denuncia la pasividad de la Fiscalía de San Pedro a la hora de investigar el asesinato.Según la FNC, en Paraguay se utilizan cada año 60 millones de litros de agroquímicos en los cerca de 3 millones de hectáreas de cultivos de soja, que producen dos cosechas anuales.

Más noticias

0 Comentarios