Bolivia busca 250 millones de dólares de Fondo Climático para combatir la sequía

Bolivia ha preparado una propuesta junto con la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura con la que busca obtener 250 millones de dólares del Fondo Verde para el Clima para invertir en programas de agua y combatir la sequía, detalló hoy la FAO.

Bolivia busca 250 millones de dólares de Fondo Climático para combatir la sequía Bolivia busca 250 millones de dólares de Fondo Climático para combatir la sequía

Bolivia busca 250 millones de dólares de Fondo Climático para combatir la sequía

Bolivia ha preparado una propuesta junto con la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura con la que busca obtener 250 millones de dólares del Fondo Verde para el Clima para invertir en programas de agua y combatir la sequía, detalló hoy la FAO.

En una breve parada en Roma procedente de La Haya, el presidente boliviano, Evo Morales, visitó la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), donde analizó dicha iniciativa con el director general de la agencia, José Graziano da Silva.

Al término de la reunión, Morales explicó ante los periodistas que ha solicitado a la FAO que les acompañe en el proceso para solicitar ayudas del Fondo Verde para el Clima, que pretende movilizar 100.000 millones de dólares anuales a nivel global para combatir el cambio climático.

Da Silva precisó que la propuesta que han preparado asciende a 250 millones de dólares, una parte en forma de donaciones y otra como préstamo, y se presentará a ese fondo establecido en 2010 como mecanismo financiero de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés).

"Esperamos una respuesta positiva en los próximos seis meses", dijo el director general, que después estimó que se podrían tardar cinco años para la ejecución del proyecto.

El mandatario destacó que el altiplano boliviano está siendo víctima del calentamiento global y que, tras la última sequía, hay poca agua disponible -"el lago Poopó comenzó a secarse de nuevo", dijo- y necesitan realizar proyectos para hacer frente al problema.

Además de agua para consumo humano, resaltó que hacen falta recursos hídricos para el riego en agricultura, para los animales en ganadería y para la industria.

"Garantizar el riego para el campesino es liberarlo de la pobreza", afirmó Morales.

El presidente también discutió en la FAO los esfuerzos para combatir la plaga de langostas que por primera vez afecta al país andino y agradeció la ayuda ofrecida por la agencia para enviar expertos desde Argentina, país que también colaborará en el control de la peste.

Además, Morales y Da Silva abordaron la iniciativa para impulsar en la ONU un año internacional dedicado a los camélidos y los progresos realizados desde que se declaró en 2013 el de la quinoa.

Más noticias

0 Comentarios