Araya reconoce su "sorpresa" por la segunda ronda que crea un nuevo escenario político

El candidato del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, aseguró hoy que la segunda ronda electoral en la que se enfrentará a Luis Guillermo Solís es una "sorpresa" y una "prueba de Dios", y que confirma que en Costa Rica hay un nuevo escenario político.

El candidato del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, aseguró hoy que la segunda ronda electoral en la que se enfrentará a Luis Guillermo Solís es una "sorpresa" y una "prueba de Dios", y que confirma que en Costa Rica hay un nuevo escenario político."Los resultados fueron sorpresivos. Estábamos esperando otros resultados y era sincera nuestra percepción de que íbamos a ganar en primera ronda. No voy a negar que nos toma por sorpresa", expresó el exalcalde de San José en una conferencia de prensa.Los últimos resultados del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), con el 89 % de las mesas escrutadas, muestran a Solís, del centro izquierdista Partido Acción Ciudadana (PAC), con un apoyo del 30,95 %, mientras Johnny Araya suma un 29,56 %.Ninguno superó el 40 % necesario para triunfar el domingo, por lo que se deberá realizar una segunda vuelta electoral el 6 de abril."Lo veo como una prueba que me está poniendo Dios y de los costarricenses para demostrarle al país que tengo la capacidad, las ideas, la energía, el carácter y la trayectoria para asumir la presidencia de la República", manifestó Araya en una conferencia de prensa.El candidato dio estas declaraciones al final de la tarde luego de que pasara casi todo el día con su familia y sosteniendo reuniones con miembros de su partido.Araya dijo que los resultados de las elecciones demuestran que "el país ha venido cambiando" y que "hay claramente un nuevo escenario político"."Los costarricenses están demandando un cambio de rumbo. Hay una necesidad de hacer un ajuste en el modelo de desarrollo que hemos tenido en los últimos años y de recuperar la legitimidad del Estado", argumentó.Araya criticó que el Estado "se ha vuelto lento, burocrático, a veces inútil, e incapaz de resolver los problemas tan apremiantes como la pobreza y la brecha social".Según Araya, su partido, que ha Gobernado los últimos ocho años, y él representan el "cambio de rumbo" que necesita Costa Rica.El candidato confirmó que buscará alianzas con sectores políticos y sociales para intentar ganar en la segunda vuelta, pero que antes realizará una evaluación de la campaña junto a sus colaboradores y visitará comunidades en todo el país."Vamos a hacer un esfuerzo por convencer al país y a los costarricenses de que somos la opción que más les conviene. Vamos a abrir puertas a sectores políticos y sociales que nos puedan acompañar en este esfuerzo", expresó.La única vez que Costa Rica había ido a una segunda ronda fue en el año 2002, cuando psiquiatra Abel Pacheco, del Partido Unidad Social Cristiana, derrotó al aspirante del PLN, Rolando Araya, quien es hermano de Johnny.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios