Abogados, pastores, un médico y un no vidente, entre oferta electoral de Costa Rica

Abogados, pastores evangélicos, un médico, un historiador y hasta un no vidente conforman la oferta electoral de 13 candidatos presidenciales para las elecciones de mañana en Costa Rica, entre los que no figura ninguna mujer.

Abogados, pastores evangélicos, un médico, un historiador y hasta un no vidente conforman la oferta electoral de 13 candidatos presidenciales para las elecciones de mañana en Costa Rica, entre los que no figura ninguna mujer.De los cuatro candidatos favoritos para estas elecciones, dos son abogados: José María Villalta, del izquierdista Frente Amplio, y Otto Guevara, del derechista Movimiento Libertario, lo que se evidenció con sus actuaciones litigantes y vehementes en los debates electorales.Los otros dos, Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana, tiene títulos en historia y ciencias políticas y se ha expresado durante la campaña en un tono académico acorde a sus dotes de profesor universitario, mientras que el ingeniero agrónomo Johnny Araya, del gobernante Partido Liberación Nacional, se ha concentrado en resaltar su experiencia de 21 años como alcalde.La lista de aspirantes presidenciales es dominada por los abogados con un total de siete: José María Villalta, Otto Guevara, Sergio Mena (Nueva Generación), Héctor Monestel (Partido de los Trabajadores), Justo Orozco (Renovación Costarricense), José Manuel Echandi (Avance Nacional) y José Miguel Corrales (Patria Nueva).Justo Orozco es, además, pastor evangélico, al igual que el candidato del Partido Restauración Nacional, Carlos Avendaño, mientras que en el campo de la medicina se desempeña el aspirante del Partido Integración Nacional, Walter Muñoz.Con una potente voz a la que le ha sacado provecho como locutor comercial de radio, aparece Óscar López, del Partido Accesibilidad Sin Exclusión, quien es ciego y se postula por segunda ocasión a la Presidencia.López, quien ya fue diputado en el periodo 2006-2010, ha realizado una campaña de ataque a los principales candidatos y se ha referido a su discapacidad visual hasta en son de broma: "Yo veo lo que otros no ven", ha afirmado en sus anuncios de televisión.Los dos pastores evangélicos que se han postulado este año a la presidencia, Justo Orozco y Carlos Avendaño, tienen otras cosas en común como, por ejemplo, que ambos son diputados protagonistas de hechos polémicos.Orozco se ganó el repudio de la comunidad homosexual debido a sus constantes declaraciones despectivas hacia este colectivo, además de discutidas actuaciones como rezar en una comisión legislativa donde se discutía un proyecto sobre las uniones civiles entre personas del mismo sexo.Por su lado, Avendaño es recordado en el país por subirse a una estatua del parque de San José en 2005, con el objetivo de exigir que el Ministerio de Salud no cerrara más iglesias evangélicas que no cumplían con los requisitos sanitarios.Hace cuatro años, la actual mandataria, Laura Chinchilla, se convertía en un fenómeno mediático por ser la primera mujer en llegar a la presidencia de Costa Rica con uno de los porcentajes de apoyo más altos en la historia del país.Sin embargo, conforme fueron pasando los cuatro años de mandato, su popularidad comenzó a caer debido a la divulgación de escándalos de corrupción de algunos funcionarios, sucesos polémicos y el deterioro de la relación con su partido y sus principales figuras.En esta ocasión, no figura ninguna mujer dentro de los 13 aspirantes a la presidencia, un hecho que Chinchilla atribuyó a que las personas simplemente se decantaron por otras opciones en las elecciones primarias de los partidos, en las que sí participaron mujeres.En Costa Rica, un país de 4,7 millones de habitantes, están habilitados casi 3,1 millones de personas para votar por el presidente, los dos vicepresidentes y los 57 diputados de la Asamblea Legislativa para el periodo 2014-2018.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios