De el mundo magico extraditada a Philadelphia

La busqueda de una menor de nueve años de Philadelphia culmino en la ciudad de Orlando. Su progenitora, Bonnie Swweten, realizo una llamada a las autoridades donde indicaba que se encontraba en la parte posterior de su vehiculo tras ser secuestrada por dos hombre de la raza negra. Todo termino ser una gran mentira y Sweeten corrio hoy con las consequencias de sus acciones.

Bonnie Sweeten, se presento hoy ante el juez en Condado Orange y sin oponerse acepto ser extraditada al estado de Pennsylvania. Todo comenzó el martes cuando la mujer de, 38 años de edad, llamo alas autoridades asegurando que ella y su hija “Julia Rackoczy” de nueve años habían sido secuestradas. Para la sorpresa de los investigadores que las buscaban desesperadamente; sé encontraban en Walt Disney World en la ciudad de Orlando. En un video de vigilancia obtenido  por el Departamento Federal de Investigación se ven ambas en el aeropuerto internacional de Philadelphia pasando por un punto de seguridad.
Sweeten uso la tarjeta de identificación de su vecina Jillian Jenkinson para comprar los pasajes aéreos de la aéreo línea US Airways y reservar un cuarto de hotel en la zona turística. Jenkinson expreso estar sorprendida por lo ocurrido ya que es su vecina, amiga y compañera de trabajo.
Ayer el padre de Julia, Tony Rackoczy, rescato a la pequeña de la oficina del Alguacil de Condado Orange alrededor de las 1:55p.m. “Ella estaba molesta. Le dije que la amaba y que iba en su busca” expreso Tony sobre el incidente.
Las autoridades de Philadelphia indicaron “creemos que Bonnie tenia problemas domésticos con su esposo y problemas financieros”.
Bonnie Sweeten esta tras las rejas en la  cárcel de Condado Orange sin derecho a fianza. Ella enfrenta cargos de robo de identidad y levantar un falso reporte policiaco. Cabe señalar que días antes de viajar a Orlando retiro más de 12 mil dólares de sus cuentas bancarias; dinero que se cree le había robado a su empleador.

Más noticias

0 Comentarios