Al menos 9 muertos en naufragio en Líbano

Los equipos de salvamento recuperaron 9 cuerpos de personas que iban a bordo del barco de bandera panameña que naufragó el jueves.

Los equipos de salvamento recuperaron 9 cuerpos y buscaban este viernes, en medio de una borrasca, a 35 personas de las 82 que iban a bordo del barco de bandera panameña que naufragó el jueves en aguas del Norte de Líbano con un cargamento de ganado procedente de Uruguay.

Entre los viajeros había cuatro uruguayos, que sobrevivieron, y un brasileño.

38 personas fueron rescatadas y 4 cuerpos extraídos de las aguas después del naufragio del "Danny F II", afirmó el viernes por la mañana a la AFP un portavoz del ejército libanés.

Por la tarde se recuperaron otros cinco cuerpos. "Dos fueron hallados en el lugar del naufragio", dijo a la AFP un responsable del equipo de socorristas que pidió el anonimato.

Según un responsable de los servicios de seguridad, "tres cuerpos que flotaban sobre la superficie del agua habían sido localizados por un helicóptero británico que participa en los esfuerzos de salvamento, en las costas de la región de Akar", a 15 km al noreste de Trípoli.

Treinta y tres supervivientes fueron recogidos por botes de salvamento de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (FINUL), implicada en las tareas de socorro, y trasladados de inmediato a los hospitales de Trípoli (norte), según un periodista de la AFP en el lugar.

Los ocho supervivientes restantes fueron llevados en helicóptero porque se encontraban mal.

Estaban empapados, descalzos y tiritaban de frío a pesar de las mantas. Algunos lloraban, otros parecían visiblemente aliviados.

El uruguayo Nicolás Achard, de 35 años, afirma que el barco se hundió "en media hora". Con la tormenta, el buque se inclinó y "se empezó a clavar de cabeza, como el Titanic", relató por teléfono a la emisora uruguaya Radio El Espectador desde un hospital de Trípoli.

Guillermo Ríos, otro de los uruguayos, de 19 años, daba gracias a Dios desde otro hospital libanés. "Físicamente estoy bien", dijo sin querer entrar en detalles sobre el hundimiento.

Jonathan, un filipino, lo recuerda con espanto. "Cuando me tiré al agua, no tenía chaleco salvavidas porque no encontré ninguno. Las olas eran muy altas y me entró el pánico", explicó a la AFP. "El agua estaba helada y sentí un dolor en el pecho. Creía que me iba a morir".

La mayoría de los supervivientes son paquistaníes y filipinos.

El capitán británico del "Danny F II" falleció en el naufragio, según un miembro de la tripulación citado por socorristas.

"La búsqueda continúa en el lugar del naufragio y en los alrededores, pero las condiciones meteorológicas aún son muy malas", afirmó a la AFP el portavoz adjunto de la FINUL, Andrea Tenenti.

Líbano sufre desde el jueves tormentas torrenciales que han provocado cuantiosos daños e inundaciones. Para el viernes se prevén fuertes ráfagas de viento y los chaparrones deberían seguir cayendo hasta el sábado por la mañana, según el parte meteorológico.

Nueve barcos de salvamento libaneses, con un equipo médico, y tres naves de la FINUL acudieron al lugar del siniestro, según un responsable de los servicios portuarios de Trípoli y de la FINUL.

Las personas que quedan en el agua llevan chalecos salvavidas pero es "probable que las olas las hayan empujado hacia la costa", declaró a la AFP el portavoz militar.

El barco zarpó del puerto de Montevideo el 29 de noviembre con 10.224 ovejas y 17.932 reses bovinas a bordo con destino a la ciudad siria de Tartus (al norte de Trípoli), pero se vio obligado a cambiar de rumbo e intentaba acercarse a Beirut cuando se fue a pique, anunciaron fuentes oficiales.

Más noticias

0 Comentarios