Al menos 11 muertos en dos atentados suicidas al noroeste de Pakistán

Al menos 11 personas murieron y otras 40 resultaron heridas en dos atentados suicidas cometidos este viernes al noroeste de Pakistán, el primero contra la sede de los servicios de inteligencia en Peshawar y el segundo contra un puesto de policía de Bannu.

Al menos 11 personas murieron y otras 40 resultaron heridas en dos atentados suicidas cometidos este viernes al noroeste de Pakistán, el primero contra la sede de los servicios de inteligencia en Peshawar y el segundo contra un puesto de policía de Bannu."Ocho personas murieron y más de 30 resultaron heridas", dijo a la prensa Sahib Zada Anis, responsable de la administración de Peshawar, la gran capital de la Provincia Fronteriza del Noroeste (NWFP), agravando así el penúltimo balance de víctimas, de siete muertos y 35 heridos.Anis hablaba de las víctimas provocadas por una explosión ocurrida en las oficinas centrales de los servicios de inteligencia paquistaníes (ISI, por sus siglas en inglés), que resultaron gravemente dañadas. Esa explosión resultó ser un atentado suicida cometido con un coche bomba, confirmaron responsables de seguridad."Un coche llegó en sentido contrario a la circulación. Miembros de las fuerzas del orden le dispararon y el conductor hizo explotar el vehículo", declaró a la AFP un oficial de las fuerzas de seguridad que pidió el anonimato. El edificio del ISIS quedó casi destruido por completo mientras que otro inmueble situado al otro lado de la calle también sufrió graves daños, dijo un periodista de la AFP, que vio cinco cuerpos en el suelo, minutos después del atentado.Poco después en Bannu, una ciudad guarnición de la zona noroccidental tribal paquistaní, al menos tres policías murieron y otros cinco resultaron heridos el viernes en otro atentado suicida contra un puesto de policía. "El 'kamikaze' precipitó su vehículo contra el puesto de policía", declaró a la AFP el jefe de la policía de Bannu, Iqbal Marwat. "Hay tres policías muertos y 12 heridos", añadió, aumentado así la cifra de cinco heridos anteriormente proporcionada.Pakistán es escenario de una oleada sin precedente de atentados, perpetrados en su mayoría por suicidas del Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TTP), que ha causado unos 2.500 muertos en poco más de dos años. El TTP, que se ha aliado con Al Qaeda, decretó en 2007, al unísono con Osama Bin Laden, la "guerra santa" contra Islamabad por su alianza con Washington en la "guerra contra el terrorismo".Peshawar registra frecuentemente ataques y atentados, pues se encuentra en el cinturón tribal paquistaní donde los responsables estadounidenses aseguran que se refugian miembros de Al Qaeda y donde desde hace cuatro semanas el Ejército de Islamabad lleva a cabo una vasta ofensiva antitalibán. Los insurgentes del TTP prometieron esta semana intensificar sus ataques debido a esa ofensiva."Los atentados en las ciudades forman parte de nuestra estrategia permanente. Proseguirán y afectarán a todos los que nos ataquen", había amenazado en una entrevista telefónica con la AFP el portavoz del TTP, Azam Tariq, pocas horas antes del atentado en Peshawar. Los dos atentados del viernes son el cuarto y el quinto cometidos en los últimos seis días en la zona.Los poderosos servicios de inteligencia paquistaníes cuentan con un dudoso pasado de apoyo a los grupos islamistas India, pero últimamente se han convertido también en blanco de los ataques de los insurgentes. El ataque del viernes es el más importante contra una instalación del ISI desde mayo, cuando un kamikaze mató a 24 personas en su sede provincial de Lahore (este).En lo que va de semana, tres atentados suicidas en Peshawar y sus alrededores causaron al menos 50 muertos. El 28 de octubre, 118 personas murieron cuando un kamikaze hizo explotar su carga en un mercado abarrotado de Peshawar. Asimismo, los ataques y atentados suicidas en todo el noroeste paquistaní se han acelerado y han matado a más de 400 personas en un mes.

Más noticias

0 Comentarios