Al menos 93 muertos en el atentado durante un partido de voleibol en Pakistán

Al menos 93 personas murieron en el atentado con coche bomba perpetrado el viernes en medio de cientos de personas que asistían a un partido de voleibol en el noroeste de Pakistán, según el último balance anunciado este sábado por la policía.

Al menos 93 personas murieron en el atentado con coche bomba perpetrado el viernes en medio de cientos de personas que asistían a un partido de voleibol en el noroeste de Pakistán, según el último balance anunciado este sábado por la policía.Este ataque marcó un comienzo de 2010 sangriento en Pakistán, donde desde hace dos años y medio una ola de atentados ha dejado más de 2.800 muertos.Se trata del atentado más mortífero cometido en Pakistán desde el 28 de octubre, cuando un coche bomba fue detonado en un mercado de Peshawar, provocando la muerte de 125 personas.El viernes, un kamikaze hizo estallar un vehículo cargado con unos 300 kilos de explosivos contra el local donde se disputaba un partido de voleibol entre dos equipos locales en Shah Hasan Khan, un poblado del distrito de Bamu, vecino a la provincia de Waziristán del Sur, feudo de los talibanes."Los habitantes del pueblo asistían a un partido entre dos equipos de esta localidad cuando el kamikaze llegó conduciendo un vehículo todoterreno que precipitó sobre ellos y lo hizo estallar", relató el jefe de la policía del distrito. Unas 200 personas asistían a la competición deportiva, según la policía.Una reunión del comité local antitalibán se desarrollaba en la mezquita situada justo al lado del terreno de voleibol cuando se produjo el ataque, indicó Mushtaq Marwat, miembro de ese "comité de paz", al canal de televisión local Geo.La explosión provocó también el derrumbe de unas veinte casas cercanas al local deportivo, en muchas de las cuales había gente, según la policía.Un balance anterior, dado por la misma fuente, daba cuenta de 88 muertos y 37 heridos. "Otras cinco personas murieron durante la noche en el hospital gubernamental de Laki Marwat, haciendo subir el balance de víctimas a 93", dijo a la AFP el jefe de distrito de la policía. Seis menores y cinco paramilitares figuran entre los muertos, precisó.El atentado fue condenado por Londres y Washington. La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, prometió que Estados Unidos seguiría apoyando al pueblo paquistaní "en sus esfuerzos por trazar su propio futuro libre del terror y la intimidación".Uno de los asistentes al partido, Ramzan Bittani, un chófer de 33 años, contó que había salido para hacer una llamada de teléfono. "Estaba llamando cuando vi un relámpago blanco y azul y un estallido que me rompió los oídos. Cuando me di cuenta de lo ocurrido vi cadáveres y humo a mi alrededor y tenía una mano fracturada", relató.Anwer Khan, un estudiante de 18 años, contó que acababa de salir de su casa cuando vio una camioneta que se dirigía a gran velocidad hacia los espectadores del encuentro de voleibol. "Una llama gigantesca se elevó hacia el cielo. Luego una luz brillante, como un flash antes de que una gran explosión sacudiese todo. Dos esquirlas me golpearon en la frente y comencé a sangrar", relató.El jefe policial del distrito acusó a los extremistas islamistas, objetivo de una operación militar en Bamu el año pasado, de ser los autores del atentado.La ola de atentados que sacude Pakistán desde hace unos dos años y medio se aceleró desde octubre, cuando el ejército lanzó una ofensiva terrestre contra los talibanes en Waziristán del Sur, bastión del Movimiento de los Talibanes Paquistaníes (TPP) que juró fidelidad a Al Qaeda. El TPP y sus aliados, que denuncian el alineamiento de Pakistán con Estados Unidos en la "guerra contra el terrorismo" en la región, son considerados los principales autores de estos atentados.

Más noticias

0 Comentarios