Seis muertos en Pakistán por un atentado suicida contra un puesto militar

Al menos seis personas murieron y nueve resultaron heridas este viernes en un ataque suicida contra un puesto de control militar de la localidad paquistaní de Kamra, 80 km al oeste de Islamabad, anunció la policía. Horas después, un coche bomba dejaba diez heridos frente a un restaurante de Peshawar, la principal ciudad del noroeste del país.

Al menos seis personas murieron y nueve resultaron heridas este viernes en un ataque suicida contra un puesto de control militar de la localidad paquistaní de Kamra, 80 km al oeste de Islamabad, anunció la policía. Horas después, un coche bomba dejaba diez heridos frente a un restaurante de Peshawar, la principal ciudad del noroeste del país."La explosión tuvo lugar en el aparcamiento de un restaurante en el barrio de Hayatabad", declaró a la AFP Fazal-e-Amin, un policía presente en el lugar. Peshawar, escenario de seis atentados en los últimos cuatro meses, está cerca de las zonas tribales con gran implantación de los talibanes paquistaníes y los islamistas afines a Al Qaeda.En el atentado de Kamra, los fallecidos son cuatro civiles y dos miembros de las Fuerzas Aéreas Pakistaníes, precisó a la AFP el jefe de policía del distrito, Fajar Sultan. El 'kamikaze', cuyo cuerpo quedó destrozado por la explosión, se hizo explotar cuando estaba parado en un puesto de control de la carretera principal que conduce a la base aérea de Kamra, una de las más importantes del país.Nadie se ha atribuido el atentado, pero se inscribe en el marco de una ola de ataques reivindicados por el Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TTP) contra las fuerzas armadas. Pakistán prometió aplastar a los talibanes y lanzó una ofensiva el sábado en Waziristán del Sur, bastión de los combatientes islamistas en el corazón de las zonas tribales cerca de la frontera afgana, en el noroeste del país.Unos 25.000 militares participan por tierra en esta operación, según los oficiales, y los expertos estiman que se enfrentan a unos 10.000 talibanes pakistaníes, reforzados con un número indeterminado de combatientes extranjeros. Al menos 137 rebeldes y 18 soldados han muerto desde el principio de la ofensiva, según fuentes militares, mientras que más de 120.000 civiles han abandonado la región de los combates.Pakistán es escenario desde hace más de dos años de una oleada de atentados sin precedentes, que han dejado cerca de 2.300 muertos y han sido obra sobre todo de kamikazes el TTP, que obedece a Al Qaeda. Varios millones de escolares y estudiantes se han quedado en casa esta semana por estar cerrados todos los centros escolares del país por temor de nuevos atentados.

Más noticias

0 Comentarios