La 'motobruja' atrae turistas a una reserva colombiana

Las 'motobrujas', unos rudimentarios vehículos de tracción que viajan por las vías de tren, son el único medio de transporte para los pobladores y atraen a cientos de turistas que por menos de dos dólares llegan hasta la paradisíaca reserva natural de San Cipriano, en el sureste de Colombia.

Las 'motobrujas', unos rudimentarios vehículos de tracción que viajan por las vías de tren, son el único medio de transporte para los pobladores y atraen a cientos de turistas que por menos de dos dólares llegan hasta la paradisíaca reserva natural de San Cipriano, en el sureste de Colombia.Una primitiva plataforma de madera, impulsada en el pasado por una vara que hace semejar a las góndolas de Venecia, Italia, pero que viaja sobre los rieles del tren de carga que atraviesa esta región ecuatorial, ahora es impulsada por una motocicleta, cuya estructura va fija a la carrilera."Ajustamos los planchones de acuerdo a la cantidad de pasajeros. Lo usual es llevar entre 20 y 30 turistas pero en algunas temporadas como diciembre y la Semana Santa (entre marzo y abril) cada 'motobruja' carga hasta 50 pasajeros", dice a AFP Néstor Medina, uno de los conductores.Según el conductor de ese inusual vehículo, las 'motobrujas' existen en la región desde que tiene "uso de razón". "Yo fui a la escuela en Motobruja. Es el único medio de transporte que existe aquí. Tenemos hasta terminal de pasajeros y de carga de motobrujas", asegura con humor.Durante el trayecto de 15 minutos hasta la reserva natural de San Cipriano, el conductor de la motocicleta que impulsa el planchón con los pasajeros conversa animadamente con los turistas, y los 4.000 pesos que cobra por el pasaje (algo más de un euro) incluyen el servicio de guía."Vienen muchos turistas extranjeros. En especial gringos (estadounidenses), franceses, alemanes y chinos. Ellos vienen buscando las cascadas de agua cristalina, las cuevas famosas de la reserva y las bondades de un aire puro pero quedan maravillados con la motochiva. Se toman muchas fotos, ríen y no se quieren bajar", dice.Actualmente, unas 100 familias de la región dependen económicamente de este medio informal de transporte. La idea de impulsarlo a través de una motocicleta surgió en 2001 cuando a un visitante foráneo le pareció que impulsar el carrito con una vara era demasiado esfuerzo para los conductores.Las 'motobrujas' se mueven sobre los rieles del Tren de Occidente, un tren de carga que une al municipio de La Tebaida, en el contiguo departamento (provincia) de Quindío hasta Buenaventura (este), el principal puerto colombiano sobre el Océano Pacífico.En diferentes puntos de la vía férrea los conductores de 'motobrujas' están vigilantes al paso del tren y a través de su teléfono celular dan aviso a los demás conductores para evitar un accidente. Ante el aviso de alerta, los turistas tienen que bajar y ayudar a quitar el vehículo de la vía.Con una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora, si dos 'motobrujas' se encuentran en la vía será la que lleve menos peso o menos número de turistas la que se haga al lado del camino para darle el paso a la otra, según un código que manejan los conductores.

Más noticias

0 Comentarios