holaciudad.com | Noticias de Inmigración, Entretenimiento y Comunidad Estados Unidos l
Es tu ciudad, conéctate
Estados Unidos

Mitt Romney, Michigan y el Supermartes

Los republicanos y Mitt Romney parecen empeñados en no cerrar la nominación del rival del Presidente Obama para las elecciones presidenciales del próximo noviembre. Probablemente, el comprimido calendario electoral de las próximas dos semanas les ayude a aclarar el panorama de una vez por todas.

El debate republicano del 22 de febrero en Mesa, Arizona, puede ser el empujón definitivo que Mitt Romney necesita para consagrarse, de una vez por todas, como el candidato de facto de su partido. La actuación titubeante de Rick Santorum, que venía lanzado en las encuestas desde su sorpresiva victoria en Missouri, Colorado y Minnesota hace un par de semanas, podría perjudicar fatalmente sus opciones en las dos citas del próximo martes 28 de febrero, a celebrarse en Arizona y Michigan.

La ventaja de Romney en el primero de esos dos estados, sustentada en una gran presencia de mormones (especialmente en torno a Mesa), se ha venido considerando suficiente para garantizar su victoria (cualquier resultado distinto sería catastrófico –por inesperado- para el exgobernador de Massachussets). Por lo tanto, la atención se ha concentrado principalmente en los resultados en Michigan, el estado que vio crecer a Mitt Romney y del que su padre fue un popular gobernador por dos mandatos durante los años sesenta del siglo pasado (cargo desde el que intentó lograr la nominación presidencial republicana en 1964). Y es justo en Michigan donde Rick Santorum ha conseguido ponerse por delante en las encuestas en los últimos días.

Aun ganando en Arizona, si Romney no es capaz de imponerse en su estado natal las eternas dudas sobre su condición de favorito se dispararían de manera exponencial a solo una semana de la que puede ser cita clave de la campaña: el Supermartes del 6 de marzo, cuando 10 estados (entre los que destacan por su peso demográfico y en número de delegados en juego Ohio, Georgia, Virginia y Tennesse), elegirán a su favorito para conseguir la nominación presidencial republicana. Entre medias, los republicanos del estado de Washington votarán por su candidato preferido por el sistema de caucus el sábado 3 de marzo.

La actuación dubitativa de Santorum en el último debate, cuando se convirtió en el principal blanco de los ataques del resto de los candidatos (especialmente de la dupla Paul-Romney), no solo puede beneficiar al todavía favorito Mitt Romney, sino también al que hasta hace dos semanas parecía ser su principal rival, Newt Gingrich, quien de nuevo ofreció su versión más atractiva para el votante republicano (ataques continuos al Presidente Obama y la prensa “liberal”).

Consciente de su desventaja en Arizona y Michigan, Gingrich viene fijando su objetivo en el Supermartes, y más concretamente en conseguir la victoria en los dos estados del Sur en los que su nombre estará en juego: Georgia y Tennessee (ni Gingrich ni Santorum compiten en Virginia ya que no pudieron presentar los avales necesarios en su día). Su estrategia sureña no es para nada descabellada, puesto que aquella región simboliza el corazón del actual Partido Republicano como ninguna otra, además de representar los cimientos a partir de los cuales cualquier candidato del GOP debe basar la conquista de la Presidencia (su equivalente para los demócratas son los estados del Noreste y el Pacífico; quedando el medio oeste y el Oeste montañoso como las dos grandes áreas geográficas en disputa).

Gingrich ya conquistó en su día Carolina del Sur, por lo que una victoria en Georgia (estado al que representó en el Congreso) y Tennesse (colindante con Georgia) volverían a convertirle en el gran rival de Romney (especialmente teniendo en cuenta que Texas, cuyo gobernador apoya a Gingrich, todavía no ha votado). Cualquier resultado que no fuese una victoria, sin embargo, acabaría probablemente con las opciones del antiguo Presidente de la Cámara de Representantes.

Y si para entonces Santorum no ha conseguido vencer en Michigan u Ohio, ello implicaría la consolidación definitiva de Romney como el candidato de facto de su partido. Teniendo en cuenta los precedentes en estas primarias, sin embargo, prepárense para que ocurra todo lo contrario de lo que los analistas predicen…

© ZGS 2014

Tu opinión

Postear en
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento

0 Comentarios

BLOGS Destacados

¡MIRA ESTO!

Conéctate Ya

Hola ciudad TV!

Powered by DaC