¿Es la minoría la nueva mayoría?

Pero muchas personas se preguntan si, ¿Debería recibirse siempre un cambio con entusiasmó?

Según los cambios que se han percibido en los últimos años la minoría ha conseguido aumentar el número de seguidores que proveen apoyo genuino para que su nueva posición perdure a través del tiempo.  Que mejores ejemplos de este cambio que el 4 de noviembre de 2008 cuando se supo que Barack Obama sería el primer presidente afro americano en la historia de este país. Igual ocurrió con el anuncio del presidente Obama el 26 de mayo que designaria a Sonia Sotomayor,  jueza del Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos, para Jueza del Tribunal Supremo volviendose el vivo ejemplo del llamado sueño americano. Pero antes de traer a discusión las consecuencias políticas debo expresar el enorme orgullo que me produjo el anuncio como mujer, latina y boricua.


Ya que nuestra posición en la sociedad siempre la hemos visto como impuesta por la mayoría, que garantiza el que no haremos exactamente lo mismo en un futuro. El poder es una cosa muy grande e  intensa, esta nueva posición nos daría ventajas tangibles e intangibles que antes no teníamos por ser la minoría  pero que pasaría si impusiéramos cosas injustas a estos nuevos grupos ¿nos volveríamos los nuevos tiranos?
 Siendo la minoría la nueva mayoría tendríamos excelente acceso a empleos, mejores salarios, bajas tasas de interés y mejores medios para satisfacer las necesidades básicas de salud, seguridad y protección. Pero seriamos capaces de ser equitativos a la  hora de; No discriminar, marginar, o perseguir y al ofrecer un  trato justo dentro del Sistema de Justicia Criminal, sin tener deseos de recriminar contra aquellos que alguna vez nos hicieron ese daño.

Más noticias

0 Comentarios