24.500 millones para evitar el colapso financiero de Europa del Este

El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco Mundial (BM) prometieron este viernes invertir 24.500 millones de euros para evitar el colapso financiero de los países del centro y el este de Europa, que podría arrastrar consigo a la ''zona euro''.La iniciativa conjunta a dos años, equivalente a un monto de 31.200 millones de dólares, incluirá la financiación de deudas y de capital, líneas de crédito y seguros contra riesgos, indicaron las tres instituciones en un comunicado conjunto. El BERD suministrará hasta 6.000 millones de euros para el sector financiero en la región para financiación de deudas y de capital para bancos y empresas, así como financiación al comercio.El BEI suministrará otros 11.000 millones de euros de facilidades de crédito, mientras el Banco Mundial desembolsará apoyo por unos 7.500 millones de euros. Europa Central y del Este se enfrentan a la posibilidad de un colapso financiero que podría arrastrar consigo a la Eurozona.La mayoría de sus bancos están en manos de instituciones financieras de Europa Occidental, sobre todo de Austria, pero también de Italia y Suiza. Los bancos austriacos tienen en la región una exposición equivalente al 80% del PIB de Austria.La crisis ha dado lugar a una fuga de capital de la región, que ha provocado a su vez una fuerte depreciación de las monedas nacionales y podría desatar una ola de moratorias de las hipotecas, suscritas en su mayoría en divisas."Este es el momento de que Europa se una para asegurarse de que los logros de los últimos 20 años no se han perdido debido a una crisis económica que rápidamente se está convirtiendo en una crisis humana", afirmó el presidente del BM, Robert Zoellick."Doy la bienvenida a la estrecha cooperación entre el BERD, el BEI y el Banco Mundial, y estoy comprometido a que esta colaboración funcione mientras avanzamos para hacer frente al riesgo de una crisis en el sector bancario en Europa del Este", agregó. El presidente del BEI, Philippe Maystadt, sostuvo que el plan de acción a dos años otorgará un apoyo crucial a la región."Este plan de acción conjunta ayudará a acelerar la entrega de financiación vital a través de los bancos para apoyar a la economía real de países duramente afectados en el centro, el este y el sur de Europa, y particularmente para ayudar a pequeñas empresas a sobrevivir en estos tiempos turbulentos", explicó Maystadt.El anuncio de la iniciativa tuvo lugar días después de que el BERD advirtiera que la crisis financiera mundial amenaza con revertir dos décadas de reformas económicas de Europa del Este, al anunciar una pérdida récord de 602 millones de euros para 2008."Las instituciones están trabajando juntas para hallar soluciones prácticas, eficientes y oportunas a la crisis en el este de Europa", dijo el presidente del BERD, Thomas Mirow."Estamos actuando porque tenemos una responsabilidad especial para la región y porque tiene sentido desde un punto de vista económico. Durante muchos años la creciente integración de Europa ha sido una fuente de prosperidad y beneficio mutuo y no debemos permitir que este proceso se revierta", apuntó.Mirow había reclamado el miércoles una respuesta "coordinada" de la comunidad internacional para combatir la crisis. El BERD fue creado en 1991 para acompañar a los países del ex bloque soviético en su transición hacia una economía de mercado. Opera en 30 países, incluidos Letonia, Ucrania, Rusia, Moldavia y Tayikistán.

Más noticias

0 Comentarios