El milagro del Mallorca

Desmantelado en pretemporada, con problemas financieros e institucionales, el Mallorca parecía destinado a luchar por la permanencia en la Liga española, pero 4 meses después de su comienzo, el equipo de Gregorio Manzano es cuarto e irá el domingo al Santiago Bernabeu sin presión para presentar batalla al Real Madrid.

Desmantelado en pretemporada, con problemas financieros e institucionales, el Mallorca parecía destinado a luchar por la permanencia en la Liga española, pero 4 meses después de su comienzo, el equipo de Gregorio Manzano es cuarto e irá el domingo al Santiago Bernabeu sin presión para presentar batalla al Real Madrid.El Mallorca ostenta, junto al conjunto blanco, el mejor balance como local con 24 puntos de 24 posibles. Con un total de 30 en 16 jornadas, se ha convertido en la revelación del campeonato, logrando el mejor principio de temporada de su historia.La derrota por la mínima, el jueves en la Copa del Rey, en terreno del Rayo Vallecano (2-1), no ha significado un paso atrás, ya que el equipo balear puede recuperarse en el partido de vuelta."Al principio nadie confió en este equipo, pero hemos trabajado bien y la gente empieza a creer en nosotros, ya no hablan de casualidades y se han dado cuenta de que somos mejores de los que creían", reconoce su mediocampista Borja Valero.Y es que hay que reconocer que tras una excelente temporada 2008-2009 (novenos a pesar de un desastroso comienzo), el Mallorca parecía un candidato serio al descenso después de haber perdido a cuatro de sus mejores hombres.El defensa David Navarro regresó al Valencia, los mediocentros José Manuel Jurado y Cléber Santana volvieron al Atlético de Madrid y el atacante venezolano Juan Arango se marchó rumbo a Alemania, al Borussia Mönchengladbach.Pero el técnico Gregorio Manzano, en el banquillo mallorquinista desde febrero de 2006 (tras muchas idas y venidas), optó por no lamentarse. Ha conseguido sacar lo mejor de sus hombres, formando un equipo efectivo, homogéneo y sin fisuras.Las estrellas de este Mallorca son Gonzalo 'el Chori' Castro, Borja Valero y Aritz Aduriz.El primero, extremo uruguayo, llegó de forma discreta en 2007 y ha marcado goles muy importantes (como el de la primera victoria como visitante del Mallorca contra Osasuna el 13 de diciembre).El segundo, formado en la cantera del Real Madrid, es un jugador muy completo: ha marcado 4 goles y ha dado 5 asistencias de gol.En cuanto al tercero, fue traspasado de manera sorprendente por el Athletic Bilbao en 2008 y es un goleador contrastado (11 goles la temporada pasada, 8 en este principio de campaña para convertirse en el máximo realizador de su equipo).Pero para el seleccionador español Vicente del Bosque, "el hombre clave de este equipo es Gregorio Manzano".El entrenador español, ganador de la Copa del Rey con el Mallorca en 2003, es una persona con recursos.Sin ir más lejos, en el último partido de Liga, contra el Athletic Bilbao, el técnico se encontró sin su defensa titular (sólo Rubén y el lateral Josemi). Resultado: los atacantes bilbaínos no consiguieron atravesar la zaga mallorquina y el conjunto balear se impuso 2-0.A pesar de todo, el discurso de Manzano no ha variado. "Debemos seguir trabajando como de costumbre, poco a poco y en silencio, acumulando el mayor número de puntos posibles", afirma.Y es que un técnico experimentado como él sabe que todo cambia muy deprisa, y más en el Mallorca, que atraviesa una delicada situación financiera e institucional.Mateu Alemany, desde noviembre de nuevo presidente tras haber vendido sus acciones a la familia Martí Mingarro en agosto, ha prometido que hará todo lo que esté en su mano para "aportar estabilidad institucional y financiera".Problemas ambos que se escapan a los 'poderes' del 'mago' Manzano.

Más noticias

0 Comentarios