Cómo mantener tu auto funcionando en óptimas condiciones

Mantener tu auto en buenas condiciones y llevarlo al mecánico regularmente para una afinación te permitirá ahorrar a la larga, evitando reparaciones caras y prolongando la vida útil de tu vehículo.

Mantener tu auto en buenas condiciones y llevarlo al mecánico regularmente para una afinación te permitirá ahorrar a la larga, evitando reparaciones caras y prolongando la vida útil de tu vehículo.

Para que no olvides ningún detalle, a continuación te explicamos los principales aspectos que debes cuidar para mantener tu auto funcionando en óptimas condiciones.

Mantenimiento para el corazón de tu auto: el motor

El motor es el centro del sistema mecánico de tu auto y sus partes requieren atención especial y mantenimiento:

  • Bandas y mangueras. Estos artefactos de hule suelen desgastarse con el uso y bajo condiciones extremas. Revísalos regularmente y cámbialos cada 50,000 millas (o antes, si notas cualquier deterioro) o como recomiende el manual instructivo de tu auto.
  • Aceite. Revisa regularmente el nivel del aceite del motor y de la transmisión. Reemplaza por completo el aceite y los filtros de tu auto periódicamente para evitar la acumulación de polvo e impurezas.
  • Bujías y líquidos. Dependiendo del material de tus bujías, es recomendable cambiarlas regularmente. También debes verificar el nivel del líquido refrigerante y añadir anticongelante si conducirás en condiciones de bajas temperaturas.

El sistema eléctrico regula muchas partes

Una falla en el sistema eléctrico podría ocasionar que el carro no encienda, o que algunos sistemas esenciales como las luces o el aire acondicionado, no funcionen. Por estas razones es importante que revises los sistemas vitales:

  • Batería. Pídele a tu mecánico que revise el voltaje de la batería regularmente y que verifique que las terminales estén siempre limpias. De lo contrario, la corriente no pasará libremente, afectando el funcionamiento de todo el sistema.
  • Luces. Revisa que todas las luces de tu automóvil enciendan correctamente, incluyendo faros, luces intermitentes y traseras. Si alguna no funciona, posiblemente necesitas revisar la batería o reemplazar algún fusible o foco descompuesto.

Mantenimiento de otros sistemas

Además del motor y el sistema eléctrico, existen otros aspectos que debes revisar, incluyendo:

  • Desgaste y presión de aire de las llantas, los frenos y el sistema de suspensión.
  • Funcionamiento del aire acondicionado.
  • Condición de los limpiaparabrisas y el líquido limpiador, entre otros.

Recuerda que aunque un buen seguro de auto te protege en caso de que ocurra lo inesperado, lo mejor es evitar accidentes y fallas mecánicas manteniendo tu auto en óptimas condiciones y llevándolo a una revisión mecánica periódicamente.

Así que, por tu seguridad y la de tu familia, la próxima vez que se encienda una luz de advertencia en el tablero de tu auto, ¡es hora de acudir con tu mecánico!

Distribuido por Contenido Latino

Más noticias

0 Comentarios