La lucha contra la obesidad

Esta semana el Gobierno anunció que Massachusetts recibió más de medio millón de dólares –$633.000– para la lucha contra la obesidad.

Esta semana el Gobierno anunció que Massachusetts recibió más de medio millón de dólares –$633.000– para la lucha contra la obesidad. Considerando la magnitud del problema, esta cantidad puede parecerle minúscula. Pero, ¿no es irónico que haga falta dinero para que la gente coma menos? En cualquier otra parte la gente necesita dinero para poder alimentarse, mientras que aquí necesitamos dinero para enseñarle a la gente a comer mejor.

Pero ahí yace el problema. La gente no se está alimentando bien. Y todos sabemos que es más barato y más rápido comer comida chatarra que comprar ingredientes frescos y preparar una comida saludable. Pero no tiene que ser así.

El dinero que Massachusetts recibió se destinará, en gran parte, a informar a la gente sobre cómo alimentarse de forma más saludable. Por ejemplo, ¿sabía usted que a partir del primero de noviembre todos los restaurantes en cadena en Massachusetts tendrán que mostrarle al cliente la cantidad de calorías que tiene la comida que venden? Este requisito tiene como principal objetivo facilitar la elección de comidas con menos calorías.

Medidas similares se han ejecutado en la ciudad de Nueva York y en otras partes del país. Allá se vio que cuando el cliente puede ver la cantidad de calorías que hay en la comida que está por pedir, elije algo con menos calorías, es decir, la gente toma decisiones más saludables. Por su parte, los restaurantes han empezado a modificar sus recetas para que los mismos platillos sean más sanos.

¿Qué más puede hacer el gobierno para reducir lo que los expertos llaman ‘la epidemia’ de obesidad en este país? Muchas cosas. El ejemplo anterior es apenas uno de decenas de ejemplos que le podría dar.

Sin embargo, la responsabilidad personal es un aspecto fundamental en la lucha contra la obesidad. Por lo que le pregunto lo siguiente: ¿Qué cree usted que las personas pueden hacer en sus casas, trabajos, escuelas y comunidades para detener esta epidemia?

Independientemente de los fondos del Gobierno o de la opinión de profesionales de salud pública, todos podemos y debemos hacer algo para solucionar el problema de la obesidad.

Más noticias

0 Comentarios