La ley a favor del crimen

Incongruente el gobierno mexicano con semejante apertura al "diálogo democrático" para legalizar el consumo de drogas, cuando sabemos que ya está despenalizado el consumo mínimo que un drogadicto utiliza.

Todos los funcionarios que apoyan esta medida deben ser investigados en su vida personal y en sus cuentas, pues tal parece que un buen negocio se avecina por aquello de las concesiones.

El fundamento de la ley se basa en el respeto a la libertad y a la vida en la sana convivencia humana, con el propósito de integrar la sociedad para los fines de la familia, con la participación de todos en el quehacer nacional, con el objetivo de servicio para el fortalecimiento de la nación, garantizando la paz.

Por eso la ley se impone a quien la desobedece, castiga con firmeza a quien atente contra sus principios, pero en este caso, la corrupción rebasó al gobierno y el descontrol principal está en su falta de capacidad para hacer valer el derecho.

Es de conocimiento internacional, que las adicciones son nocivas, pues transforman la personalidad del individuo y lo someten a una conducta degradante que lo impulsa a cometer delitos. Entonces de ninguna manera se justifica una legalización que deforma los principios de la justicia.

Los hábitos nocivos para la salud se adquieren desde la infancia, en donde interviene los factores políticos, económicos y sociales. Desde luego que también influyen los factores personales como los problemas de adaptación social, la crisis de crecimiento, ausencia de valores o valores poco claros, violencia intrafamiliar, pobreza, y definitivamente la ausencia espiritual, también la carencia de educación en cuanto a principios o valores morales.

En esos temas se debe abordar el ejercicio de la función legislativa, pero tal parece que la ineptitud del Presidente mexicano es evidente, pues su falta de criterio y conocimiento en la materia así lo indican, así como su pésimo gabinete. Mientras se justifica afirmando, que “tenemos una delincuencia organizada y una sociedad desorganizada”, pero le faltó incluir, que tenemos un gobierno ingobernable y un presidente inepto, porque no creo que sea ingenuo. Ahí está el detalle. abogadomolinar@gmail.com

Más noticias

0 Comentarios