Las langostas usan su vista para orientarse y no sólo sus antenas

Las langostas utilizan su vista para orientarse y no se posicionan solamente a través de sus antenas, según un estudio publicado el jueves y llevado a cabo gracias a una dimunuta escalera, del tamaño de estos insectos, y a una filmación en cámara lenta.

Las langostas utilizan su vista para orientarse y no se posicionan solamente a través de sus antenas, según un estudio publicado el jueves y llevado a cabo gracias a una dimunuta escalera, del tamaño de estos insectos, y a una filmación en cámara lenta.La orientación corporal orientada por la visión es una tarea muy compleja, que los investigadores habían creído hasta ahora demasiado sofisticada para los pequeños cerebros de los insectos."Éste es otro ejemplo de la capacidad de los insectos para actuar de formas que antes pensábamos que sólo se daban en los animales con cerebros relativamente grandes, con un sofisticado control de sus actividades motrices, como los humanos, monos o pulpos", dijo el autor del estudio Jeremy Niven, de la Universidad de Cambridge.Este descubrimiento, según Niven, podría ayudar a profundizar el conocimiento sobre el control del movimiento tanto en personas como en la programación de robots, dado que las langostas han sido un organismo modelo para el estudio del control neuronal de los miembros durante los últimos 40 años."Los mamíferos de cerebros grandes tienen más neuronas en sus sistemas ópticos que las que tiene una langosta en todo su sistema nervioso. Nuestros resultados muestran por tanto que cerebros pequeños pueden realizar tareas complejas", explicó.Muchos insectos que pasan mucho tiempo caminando -como grillos, cucarachas y hormigas- tienen ojos bastante pequeños y usan largas antenas para "sentir" el medio ambiente, a la manera de un radar.Entretanto, la mayoría de los insectos migratorios, que pasan la mayor parte del tiempo volando, tienen ojos relativamente grandes.Niven se preguntó si las langostas -que tienen antenas cortas, ojos grandes y pasan tanto tiempo en el suelo como en el aire- tienen que usar su vista para encontrar puntos de apoyo en el suelo.Su equipo construyó una escalera en miniatura y filmó a las langostas recorriéndola, para contar el número de veces que los insectos fallaban en sus pasos y comparando esto a sus pasos en falso en otras situaciones."Al combinar estos distintos experimentos, pudimos demostrar que las langostas usan la vista para colocar sus patas", indicó Niven."En particular constatamos que cuando las langostas no podían ver una de sus patas, dejaban de usarla (...) y activaban siempre una preferencia por la pata que podía controlar visualmente", concluyó el científico.El estudio fue publicado en la revista estadounidense Current Biology.

Más noticias

0 Comentarios