¡Qué juego!

Del grupo, la historia de Eyre es quizá la más asombrosa del grupo.

La remontada del lunes en la novena entrada contra los Dodgers quedará inmortalizada para los Phillies.

En el alboroto que provocó el doblete de J-Roll para ganar el juego quedó eclipsado el increíble rendimiento del bullpen de los Phillies.

Por ahora, todo el mundo se ha dado cuenta de que Brad Lidge se ha recuperado de una pésima temporada y recuperado algo de su forma dominante de 2008. Y mientras que eso puede ser cierto, ésa no es toda la historia.

Anoche, Chan Ho Park, Ryan Madson, Scott Eyre, y Lidge dieron a los Phillies 3 entradas en blanco como relevistas. Después de un inicio vacilante de Joe Blanton, esas tres entradas sin anotaciones hicieron posible el acto heroicos de J-Roll.

La historia de Lidge historia está bien documentada, incluyendo un largo artículo del The New York Times acerca su resurgir tras dos temporadas en Houston y su resurrección la temporada pasada con 48 salvadas en 48 oportunidades para luego regresar este año a ser poco confiable.

También, sin embargo, está el caso de Park, que regresó de la lista de lesionados para esta serie. Madson, que no tiene la convicción para ser más dominante, a pesar de poseer una recta de 98 millas por hora, y Eyre.

Del grupo, la historia de Eyre es quizá la más asombrosa del grupo.

Eyre tiene varios cuerpos libres (probablemente espolones óseos) en su codo de lanzar y va a someterse a una cirugía tan pronto como termine la temporada, no para prepararse para el entrenamiento de primavera. No, la cirugía es sólo para que pueda llevar una vida normal sin dolor, porque Eyre anunció a principios de este año que esta sería su última temporada.

Por supuesto, él declaró lo mismo tras la victoria del año pasado en la Serie Mundial. Sin embargo, los Phillies lograron convencerlo a quedarse por una temporada más.

Adquirido después de que los Cubs de Chicago lo dieran de baja, Eyre se ha convertido en un valioso miembro del bullpen tanto así que es virtualmente el co-cerrador. Parte del genio de Charlie Manuel ha sido limitar el trabajo de Lidge en la novena entrada, y más a menudo ha sido Eyre el que tiene la pelota durante los primeros uno o dos outs en el cuadro final.

Y para añadir algo más a la historia, Eyre está casi en la quiebra (o al menos estuvo en el entrenamiento de primavera). Él había invertido casi todo su dinero en el la estafa de Sanford Allen y durante el entrenamiento de primavera en una ocasión declaró que no pueda pagar sus cuentas.

Así que, sí, éste podría ser el último capítulo para el zurdo, pero si es así, está escribiendo un magnífico final.

Más noticias

0 Comentarios