El israelí que sabe murmurar al oído de los camellos

Perdido en el desierto de Neguev, en Israel, Yonni Sharir domestica camellos, un talento que genera admiración y celos.

En el desierto de Neguev, en Israel, el camello es rey… que encontró quien lo mande. Yonni Sharir, es propietario de un criadero de camellos, animal con el que mantiene una complicidad particular, gracias al sonido de su voz.

Más vale hablarles en su lengua si se busca obediencia. Porque formarlos para su futura tarea en el desierto no es cosa fácil.

El trabajo de Yonni es un éxito, y varios beduinos en la región aprecian la calidad de los camellos que pasan por sus manos.

Aunque algunos, entre los más viejos acostumbrados a métodos más rígidos, están celosos de esta conquista.

El rencor de personas como Jlidan Salman no le impide a Yonni seguir su camino.

Y al cabo de un año de paciente aprendizaje, los camellos comen de su mano. Eso es todo un arte de quien sabe qué y cómo murmurar al oído.

Más noticias

0 Comentarios