La minería informal genera desastre ambiental en región amazónica de Perú

En la región de Madre de Dios (selva sur) se está generando "el mayor desastre ecológico" de la amazonía peruana, denunció el ministro de Ambiente, Antonio Brack, tras anunciar una serie de medidas para detener "el mal que se extiende como un cáncer".

En la región de Madre de Dios (selva sur) se está generando "el mayor desastre ecológico" de la amazonía peruana, denunció el ministro de Ambiente, Antonio Brack, tras anunciar una serie de medidas para detener "el mal que se extiende como un cáncer"."En Madre de Dios se está generando el mayor desastre ecológico en la Amazonía jamás visto y se están tomando algunas medidas para detener el mal que se extiende como un cáncer por la selva", dijo el viernes el ministro a la prensa.En esa región íntegramente selvática, que tiene como vecinos a Brasil y Bolivia y cuenta con una población de 109.555 habitantes, la minería informal produce 16 toneladas de oro al año, con un valor de 1.200 millones de dólares, y contamina el medio ambiente con 32 toneladas de mercurio anuales, según el Ministerio de Ambiente.Además de afectar al medio ambiente, la minería informal evade impuestos y se ha detectado esclavitud de personas, en su mayoría indígenas, prostitución infantil, delincuencia y proliferación de enfermedades.Siete ministerios, que buscan trabajar en forma coordinada, se han unido para enfrentarla (Ambiente, Salud, Interior, Energía y Minas, Economía, Defensa y Comercio).El Ministerio de Ambiente trabaja junto al de Energía y Minas la prohibición del ingreso de dragas, unas máquinas que se emplean para limpiar los puertos, ríos o canales, extrayendo de ellos fango, piedras, arena y que, al usarse en la extracción de oro, destruyen los ecosistemas fluviales.Por esta razón, el ministerio se ha opuesto al funcionamiento de 13 dragas que iban a ingresar al río Tambopata, alegando que contaminarían la cuenca donde hay 30 albergues de ecoturismo, que reciben a unos 100.000 turistas extranjeros al año atraídos por la biodiversidad.Investigaciones de especialistas en medio ambiente arrojaron indicios de que detrás de la minería informal hay grupos de personas sin escrúpulos y empresas con recursos económicos que invierten para trasladar dragas, maquinarias pesadas y mercurio a Madre de Dios para extraer el oro, informó a la AFP una fuente del ministerio.Asimismo, se cuestiona el sistema por el cual el estatal Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (Ingemmet) otorga derechos mineros "muy rápido", sin prever los problemas que pueden presentarse en el futuro."De 1.546 derechos mineros otorgados en los últimos (años), apenas 16 cuentan con licencias ambientales y estudios de impacto ambiental, el resto funcionan prácticamente como ilegales", dijo la fuente.Por ello el ministerio viene elaborando una norma para suspender en Madre de Dios y otras regiones de la amazonía peruana con el mismo problema, el otorgamiento de nuevos derechos mineros al menos por dos años.Otra de las medidas que el ministerio de ambiente coordina con el de Energía y Minas es declarar zonas de exclusión minera a distintos lugares de Madre de Dios con el fin de salvar al menos el 80% del territorio de la intervención minera.Entre las medidas ya implementadas destacan impulsar el programa para la conservación de los bosques tropicales para impedir el ingreso de los mineros informales, proteger las áreas de las comunidades indígenas, bosques de producción, concesiones forestales, medidas de conservación y ecoturismo.

Más noticias

0 Comentarios