"Más inconvenientes que ventajas" en cultivo de maíz transgénico MON810

El cultivo del maíz transgénico MON810 del gigante agroquímico estadounidense Monsanto presenta más inconvenientes que ventajas, indicó el martes el Alto Consejo de Biotecnologías (HCB), cuya opinión podría impulsar a las ONG a pedir su prohibición definitiva.

El cultivo del maíz transgénico MON810 del gigante agroquímico estadounidense Monsanto presenta más inconvenientes que ventajas, indicó el martes el Alto Consejo de Biotecnologías (HCB), cuya opinión podría impulsar a las ONG a pedir su prohibición definitiva.El HCB, un comité científico multidisciplinario encargado de evaluar los riesgos y beneficios de las biotecnologías, fue creado por el gobierno francés en abril pasado.El ejecutivo le encomendó la tarea de estudiar la eventual autorización del cultivo en Francia de ese maíz transgénico, prohibida en Francia desde 2008.La mayoría de los miembros del Comité Económico, Etico y Social (CEES) -una de las dos ramas del HCB- consideró que los inconvenientes globales de cultivar el maíz transgénico MON810 son mayores que las ventajas, según un comunicado del HCB.El comité científico de ese organismo destacó que algunas de las preguntas planteadas a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (ESFA), no obtuvieron respuesta "debido a la ausencia de efectos mayores y/o datos suficientes que sólo pueden obtenerse mediante una experimentación en el terreno o en laboratorio".En junio pasado, la ESFA consideró que en junio pasado consideró que la variedad de maíz MON810 "no presenta riesgos para la salud ni el medio ambiente".En esas condiciones, las asociaciones de defensa del medio ambiente piden que el cultivo del MON810 sea prohibido definitivamente.Alemania, Francia, Grecia, Austria, Hungría y Luxemburgo también suspendieron el cultivo de esa variedad de maíz concebida para resistir mejor a la mariposa piral, debido a los interrogantes sobre posibles repercusiones en la salud y el medio ambiente."Sería difícil comprender y admitir que el MON810 vuelva a ser autorizado cuando científicamente no se pueden pronunciar sobre su posible toxicidad", estimó Frederic Jacquemart, de la Federación Francia, Naturaleza y Medio Ambiente (FNE).La asociación "Les amis de la terre" (Los amigos de la Tierra) "esperan que el gobierno francés siga con valentía esta recomendación y alerte a los otros gobiernos europeos para obtener frente a la nueva Comisión (José Manuel Durao) Barroso -más pro OGM que nunca- el rechazo de autorización de Bruselas", indicó Patrick Kochko, representante de esa entidad.La Comisión Europea tiene previsto en los próximos meses volver a autorizar el cultivo de MON810.Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) autorizaron la importación y cultivo del MON810 en 1998, pero en los últimos meses, varios de ellos, aplicaron una cláusula de salvaguardia que les permite prohibir el cultivo de variedades genéticamente modificadas.La justicia francesa condenó en octubre a Monsanto por "publicidad engañosa" de su herbicida Roundup, un glifosato de amplio espectro considerado "peligroso" para el medioambiente por las autoridades europeas.Monsanto está presente en muchos países de América Latina.

Más noticias

0 Comentarios