Un hospital italiano abre una división para tratar adictos a Internet

El hospital italiano Policlinico Gemelli abrió esta semana en Roma una división para tratar a los adictos a Internet, en general pacientes jóvenes apasionados de videojuegos y de "chatear" hasta perder todo contacto con la realidad.

El hospital italiano Policlinico Gemelli abrió esta semana en Roma una división para tratar a los adictos a Internet, en general pacientes jóvenes apasionados de videojuegos y de "chatear" hasta perder todo contacto con la realidad."La adicción a Internet se está volviendo un problema común y afecta a cerca del 40% de los llamados 'internautas'", los usuarios habituales de las redes virtuales, explicó a la AFP Federico Tonioni, el psiquiatra que se encarga del proyecto.Entre los síntomas de dependencia a Internet, patología identificada en 1995 por el psiquiatra estadounidense Ivan Goldberg, figuran los problemas de sueño, la alteración de la noción de tiempo y espacio, dificultades para comunicar con los demás, ansiedad y depresión cuando la persona se aleja del sistema global de redes de comunicación.Se trata de los mismos síntomas que afectan al drogadicto y al alcoholizado, explicó el experto."Paso todo el tiempo en Internet, dejo de estar conectado sólo para dormir y comer", contó Marco, 25 años, uno de los pacientes que consultan al doctor Tonioni."Todo empezó gradualmente. Dedicaba cada vez más tiempo a Facebook, a los mensajes electrónicos y a los videosjuegos hasta que se convirtió en la única ocupación que tenía", confesó el paciente, quien abandonó los estudios de economía.La idea de volver a tener una vida normal, de ir a la universidad y jugar fútbol con los amigos lo perturbaba mucho, contó Marco, quien no deja de jugar nerviosamente con un paquete de cigarrilos.La sola idea de salir de la casa para ir al consultorio del doctor en el hospital genera problemas a los adictos."Dependo de la Red, quisiera pedir ayuda pero no lo logro", escribió una internauta bajo el pseudónimo "Inkognita" en el foro social "Niente Ansia" (Nada de ansia), creado por un psicólogo."No sé qué quiere decir una vida normal. Para mí la normalidad es estar de frente al computador en un dormitorio frío e impasible. Perdonen pero no logro escribir, me corren las lágrimas...", escribió.La terapia del Policlinico Gemelli, único hospital de Italia que la aplica, prevé varias etapas. Primero el psiquiatra establece a través de una o varias entrevistas individuales si la adicción se debe o no a otra enfermedad psiquiátrica latente y si el paciente necesita medicinas para controlarla.Luego, los pacientes se reúnen dos veces por semana para sesiones de terapia de grupo que duran una hora y media."El intercambio emocional con los otros pacientes es clave para el éxito de la terapia", asegura Tonioni."Tienen que aprender a comunicar nuevamente. Internet es un mundo virtual lleno de sensaciones, pero con escasas emociones. En Internet se tiene la impresión de que uno controla a los demás así como la propia imagen y no te puedes dar el lujo de traicionarse con el lenguaje del cuerpo", explica el especialista.Las personas que tienen entre 15 a 40 años son las más afectadas por la dependencia a la red global."Para los más jóvenes, aquellos que crecieron con Internet y que desarrollaron nuevas formas de pensar y de interpretar la realidad, es inconcebible que se trate de una adicción. Para ellos es normal pasar tanto en tiempo en la red", denuncia Tonioni, quien considera que la sociedad está enfrentada a comportamientos nuevos de la mente, a "novedades psicopatalógicas".

Más noticias

0 Comentarios