Un hospital canadiense recluta personal a través de un divertido videoclip

Pacientes que bailan con su sonda, un médico que canta con una sonrisa en la boca, una niña que juega con un estetoscopio: un hospital canadiense se presenta con un rostro lúdico en un video promocional para reclutar personal.

Pacientes que bailan con su sonda, un médico que canta con una sonrisa en la boca, una niña que juega con un estetoscopio: un hospital canadiense se presenta con un rostro lúdico en un video promocional para reclutar personal.El videoclip pone en escena a una joven que viene a presentar su curriculum vitae. Recorre los pasillos del hospital del Sagrado Corazón de Montreal, rodeada del personal sanitario, que canta y baila una conocida canción local."Un día, un día, cuando vengas, te haremos ver grandes espacios; un día, un día, cuando vengas, detendremos para tí el tiempo que pasa", cantan enfermeras, médicos y porteros. Una canción que se hizo famosa durante la Exposición Universal de 1967 en esta ciudad canadiense.La fórmula parece funcionar: desde su emisión en línea a principios de setiembre, el video fue visto más de 60.000 veces. En algunas semanas el hospital recibió 2.600 currículums. "La misma cantidad que había recibido durante seis meses del año pasado, que fue un año récord", afirmó en diciembre el director general del hospital, Michel Larivière."Contratamos cerca de 200 personas (...), muchas más que en años anteriores", declaró a la AFP el director de recursos humanos del establecimiento, Daniel Dubé.Con este tipo de video, el hospital buscaba llegar a profesionales veinteañeros salidos de los establecimientos de formación secundaria o universitaria.Los "actores" del clip, unos cuarenta empleados voluntarios, esperaban así convencer a enfermeras, ergoterapeutas, anestesistas, kinesioterapeutas, secretarias y ayudantes para que se sumen al hospital.El objetivo era doble: el establecimiento también pretendía retener al personal actual. "Está muy bien reclutar sangre nueva, pero si llega tanta gente como la que se va, hay que volver a empezar cada año", dijo Yannick Manuri, quien participó en la puesta a punto de esta campaña por la empresa de comunicaciones Espresso Interactif.Para ensalzar el fenómeno, el hospital recurrió incluso al "marketing viral", el que tiene lugar boca a boca a través de las redes sociales en internet, para que se hablara de él antes de que se lanzara el videoclip.Sin embargo, esta campaña publicitaria de nuevo tipo no convenció inmediatamente a todo el mundo."Digamos que yo no pertenezco a esta generación; me quedo perplejo", admitió Daniel Dubé. "Me quedé totalmente sorprendido de los efectos. Rápidamente nos inundaron los llamados de personas que buscaban información".

Más noticias

0 Comentarios