Conmoción en Honduras por el asesinato de fiscal que luchaba contra el crimen

La violencia ha golpeado de nuevo a Honduras con el asesinato a tiros la noche del jueves del fiscal Orlan Chávez, miembro de la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía de Lucha contra el Crimen Organizado, crimen que hoy tiene conmocionado al país.

Policías hondureños inspeccionan el lugar donde fue asesinado por desconocidos el fiscal hondureño Orlan Chávez, miembro de la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía de Lucha contra el Crimen Organizado, este jueves 18 de abril de 2013, en Tegucigalpa Policías hondureños inspeccionan el lugar donde fue asesinado por desconocidos el fiscal hondureño Orlan Chávez, miembro de la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía de Lucha contra el Crimen Organizado, este jueves 18 de abril de 2013, en Tegucigalpa

Policías hondureños inspeccionan el lugar donde fue asesinado por desconocidos el fiscal hondureño Orlan Chávez, miembro de la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía de Lucha contra el Crimen Organizado, este jueves 18 de abril de 2013, en Tegucigalpa

La violencia ha golpeado de nuevo a Honduras con el asesinato a tiros la noche del jueves del fiscal Orlan Chávez, miembro de la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía de Lucha contra el Crimen Organizado, crimen que hoy tiene conmocionado al país.Chávez, el tercer fiscal asesinado en Honduras en menos de dos años, contribuyó como profesional a elaborar la Ley de Lavado de Activos.Fiscales y otros compañeros de trabajo de Chávez en el Ministerio Público lloraban hoy en la institución la muerte de un profesional al que definieron como "un reconocido defensor de la ley", "un hombre brillante" o "el fiscal de oro".El asesor del Ministerio Público, Rigoberto Espinal, dijo a periodistas que la muerte de Chávez es una pérdida muy grande para el país y recordó que sus mismos compañeros lo definieron desde hace varios como "el fiscal de oro" por su alta valía como profesional.El Gobierno que preside Porfirio Lobo condenó hoy "rotundamente el vil y cobarde asesinato" contra Chávez y anunció que la Policía "trabajará y dedicará los recursos necesarios para investigar diligentemente este lamentable hecho con el fin de dar lo más pronto posible con el paradero de sus autores materiales e intelectuales".Chávez "deja un legado en lo que significa luchar contra el crimen organizado y el narcotráfico", añadió la nota de la Casa Presidencial en Tegucigalpa.El fiscal, quien llevaba unos 20 años trabajando en el Ministerio Público, fue asesinado por desconocidos que se conducían en motocicleta, en las cercanías del Estadio Nacional de Tegucigalpa.Chávez se conducía sin seguridad, pese a la ola de violencia criminal que sufre el país centroamericano, con una veintena de muertes diarias, y donde en menos de dos años han sido asesinados tres fiscales del Ministerio Público.El 27 de mayo de 2011 fue asesinado a tiros Raúl Reyes, quien era coordinador de fiscales en Puerto Cortés, en el Caribe; mientras que el 25 de septiembre de 2012 ocurrió lo mismo con el fiscal de Choluteca, sur, Manuel Eduardo Díaz.Al asesinato de Chávez el jueves, de Reyes en 2011 y Díaz en 2012, se suma el del jefe de la Dirección de lucha contra el Narcotráfico, el general Julián Arístides González, el 8 de diciembre de 2009 en Tegucigalpa.Espinal dijo, además, que los fiscales no cuentan con seguridad personal por varios factores, sobre lo que no precisó detalles y señaló que por eso deberían responder los responsables de ejercer esa actividad.El Comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, dijo a Efe que el asesinato del fiscal Chávez es "lamentable" y que es otra señal del riesgo que corren en Honduras quienes se dedican a "tratar de darle al pueblo hondureño seguridad pública".El organismo estatal que preside Custodio, un reconocido defensor de los derechos humanos, principalmente en las últimas tres décadas del siglo pasado, registró entre 2011 y 2012 la muerte violenta de al menos 30 profesionales de las leyes.Una dirigente del Colegio de Abogados de Honduras, Teodora Flores, dijo a Efe que su gremio condena el asesinato de Chávez y exigirá a las autoridades que esclarezcan lo antes posible el crimen.Flores lamentó que Chávez se movilizará sin ninguna seguridad, aún con la ola de violencia criminal que sacude al país, que figura entre lo que registran los índices más altos de violencia en el mundo, con 85,5 muertes por cada 100.000 habitantes.La violencia en Honduras deja un promedio de 20 muertes diarias, pese a que seguridad ciudadana fue una de las únicas dos promesas del presidente hondureño cuando asumió el poder, el 27 de enero de 2010.La otra promesa del gobernante fue trabajo, pero tampoco ha podido cumplirla a nueve meses de que concluya su mandato, en el que además se registran 27 periodistas asesinados, sin que los casos hayan sido esclarecidos por las autoridades.Diversas organizaciones sociales expresaron hoy su repudio por el asesinato del fiscal Chávez, quien además era docente de la facultad de leyes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Más noticias

0 Comentarios