Disminuye el número de deportados con delitos graves, según un informe

El número de personas deportadas que han cometido delitos graves disminuyó en el comienzo del año fiscal 2014, según un reporte publicado por la organización Transactional Records Access Clearinghouse de la Universidad de Syracuse.

Cerca de 200 reos inmigrantes indocumentados son trasladados a una cárcel de EE.UU., donde cumplirán sus sentencias, para después ser deportados a sus países de origen. EFE/Archivo Cerca de 200 reos inmigrantes indocumentados son trasladados a una cárcel de EE.UU., donde cumplirán sus sentencias, para después ser deportados a sus países de origen. EFE/Archivo

Cerca de 200 reos inmigrantes indocumentados son trasladados a una cárcel de EE.UU., donde cumplirán sus sentencias, para después ser deportados a sus países de origen. EFE/Archivo

El número de personas deportadas que han cometido delitos graves disminuyó en el comienzo del año fiscal 2014, según un reporte publicado por la organización Transactional Records Access Clearinghouse de la Universidad de Syracuse.Apenas un 3,6 por ciento, o 637, de los 17.689 expulsados hasta noviembre de 2013 fue encontrado culpable de delitos graves, de acuerdo con el reporte.El organismo destacó que de cada 25 casos de deportaciones del país menos de uno, en promedio, corresponde a alguien imputado de cargos relacionados con crímenes graves.Al menos cuatro de cada 10 de los expulsados fueron arrestados por internarse en territorio estadounidense sin documentos legales, cerca de cuatro de cada 10 por otros cargos de tipo migratorio, en tanto que uno de cada 10 fue imputado de "otros cargos criminales".El 10 por ciento restante fue clasificado como "otro".Durante el inicio del periodo fiscal 2014, un 13,5 por ciento de los deportados del país registró actividad delictiva, comparado con el 14,2 por ciento en 2013 y el 15,5 por ciento en 2012, de acuerdo con los informes oficiales.Pese a que los inmigrantes indocumentados con más tiempo de estancia en Estados Unidos suelen conducirse con mayor cautela para evitarse problemas de tipo legal y eventualmente ser deportados, a menudo se presentan casos desafortunados para ellos."A un amigo mío lo deportaron hace unos días porque se metió en un problema con el señor que le rentaba un cuarto", dijo Rafael N., un salvadoreño de 32 años de edad. "Tuvo que ir a la corte porque le pegó al señor de la casa, que es casi un viejito. Eso no se hace. Yo se lo dije".El informante mencionó que el salvadoreño expulsado del país tiene 25 años de edad, de los que llevaba cerca de seis de vivir y trabajar en la industria de la construcción de la zona metropolitana de Washington D.C.Los casos de deportados con acusaciones criminales han ido a la baja en años recientes. Durante la década de los noventa esta clasificación promedió cerca de un 25 por ciento, según el cuadro estadístico.De los 17.689 deportados en este comienzo del periodo fiscal 2014, 613 son mexicanos, 277 salvadoreños, 135 hondureños y 75 guatemaltecos.Del total de casos de deportación, 569 fueron procesados en Washington, 333 en Virginia y 183 en Maryland.Desde que el presidente Barack Obama llegó a la Casa Blanca en 2009, el promedio anual de deportaciones hasta el año fiscal 2013 era de 400.000, el doble de las 200.000 registradas en 2007, la cifra más alta durante los dos periodos del presidente George W. Bush.La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) presentó un informe anual el viernes 20 de diciembre en el que constató una disminución de las deportaciones con respecto a la media de los años anteriores bajo la actual administración.Las autoridades deportaron casi 31.000 extranjeros indocumentados menos que la media de los tres años anteriores de la administración del presidente Barack Obama, aunque la cifra de centroamericanos subió un 27 %.John Sandweg, director interino de ICE, dependiente del Departamento de Seguridad Nacional, informó de que en el año fiscal 2013 (que abarca desde el 1 de octubre de 2012 al 30 de septiembre de 2013), el país deportó a 368.644 inmigrantes indocumentados.Dicha cifra es inferior en 30.941 a la media de los tres años fiscales anteriores, en los que el número de deportados fue de 409.849 personas en 2012, de 396.906 en 2011 y 392.000 en el ejercicio 2010.El agente federal dijo a Efe que de ese total de 368.644 indocumentados deportados, 235.093 fueron detenidos cuando se internaban "o poco después" de entrar ilegalmente en territorio estadounidense, y el resto fue aprehendido en el interior del país.Cerca del 60 por ciento del total de los deportados había sido previamente encontrado culpable de alguna infracción o delito, aseguró. Entre los arrestados en el interior del país, esa cifra se elevó al 82 por ciento, en donde casi tres de cada cuatro fueron personas encontradas culpables de delitos mayores.Durante la administración de Barak Obama, iniciada en 2009, han sido expulsadas del país cerca de dos millones de personas (1.958.095 millones).

Más noticias

0 Comentarios