¿Yo, hispano?

Un nuevo estudio nacional del Centro Hispano Pew (Pew Hispanic Center) hecho público el viernes 11 de diciembre revela que los jóvenes latinos entre los 16 y 25 años de edad en Estados Unidos se encuentran satisfechos con su vida en general y son optimistas acerca de su futuro. Dicen también valorar la educación, el trabajo y el ser exitosos en su profesión. Pero que la mayoría de ellos logre esas tres metas parece dudoso.

Para ello deben vencer graves problemas como el altísimo porcentaje de estudiantes que no acaba la educación secundaria; la pobreza de sus hogares y el preocupante número de jovencitas que quedan embarazadas aún siendo adolescentes. Tampoco facilitan las cosas el  que estén expuestos frecuentemente a las pandillas y el que tengan una crisis de identidad que los deja en un limbo cultural, partidos entre dos mundos, sin sentirse ni de aquí ni de allá.

Cuando se les preguntó a los participantes del estudio cómo se describían en primera instancia con respecto a su nacionalidad, más de la mitad (52%) de los jóvenes hispanos
-nacidos aquí o no- se identificó con la nacionalidad de origen de sus padres y solo el 24% como estadounidenses. Y de sentirse “Hispano” o “Latino”, olvídese. Solo al 20% le importó identificarse así en primera instancia.

Adicionalmente, el 42% dijo vivir o haber vivido en hogares donde los padres hablan con orgullo de su país de origen y el 29% en hogares donde los padres se sienten orgullosos de ser estadounidenses.

Lo que todo esto significaría es que nuestros jóvenes entre los 16 y 25 años de edad no encuentran entre ellos necesariamente una identidad común, no se ven como un grupo homogéneo y prevalecería entre ellos una actitud de “sálvese quien pueda”.

Estos son datos que deben ser tomados en serio por aquellos que predican prematuramente sobre la fuerza e importancia electoral de los hispanos en su conjunto. La verdad parece ser que no es tan fuerte ni tan importante aún pero inevitablemente lo será en un par de generaciones, cuando más hispanos sean nacidos en Estados Unidos o se hayan nacionalizado... y puedan votar.

De hecho, hoy en día dos tercios de los jóvenes -hispanos, latinos o como quiera que gusten llamarse- entre esas edades son nacidos en Estados Unidos. En 1995, casi la mitad de ese grupo era formado por inmigrantes.

El estudio del Centro Hispano Pew fue realizado vía telefónica entre Agosto 5 y Septiembre 16 con la participación de 2,012 hispanos, 1,240 de ellos entre las edades de 16 y 25 años. El informe completo puede ser revisado en  http://pewhispanic.org/reports/report.php?ReportID=117

Más noticias

0 Comentarios