¿Qué hacer si eres detenido por un oficial de la ley?

Conoce tus derechos y tus responsabilidades mientras estés detenido.

Ser detenido por un oficial es un acontecimiento poco placentero y que puede ponerte nervioso, por ello es importante que conozcas lo que debes hacer en caso de ser detenido por un oficial a fin de cooperar con las autoridades y que no suceda nada desagradable.

El ayuntamiento de Tampa recomienda:

  • Conduce tu vehículo hacia el extremo derecho lo más pronto posible y detente en un lugar seguro fuera de la carretera si es posible, fuera del tráfico. Prende sus luces de emergencia; si es de noche, prende las luces del interior de su vehículo para que el oficial pueda ver claramente que todo está en orden. Baja la ventana para que puedas escuchar al oficial.
  • Mantente calmado y pídele a los pasajeros que se mantengan callados y tranquilos también. Asegúrate de mantener puesto tu cinturón de seguridad y pídele a los pasajeros que también lo mantengan puesto hasta que el oficial los vea. No te muevas del asiento y no salgas del vehículo hasta que el oficial lo pida.
  • Mantén las manos visibles, preferentemente encima del volante o timón, y pídele a tus pasajeros que mantengan sus manos a la vista, encima de sus piernas. No hagas ningún movimiento que parezca que estás escondiendo o buscando algo.
  • Ten disponible tu licencia de conducir o manejar, la tarjeta de registro o de circulación del vehículo y alguna prueba de que tienes seguro de automóvil. Si el oficial te lo pide, indícale primero donde están y luego alcánzalas lentamente, manteniendo una mano sobre el volante o timón. Contesta completa y claramente las preguntas del oficial.
  • Si no está clara la razón de la detención, pídele una explicación al oficial de una manera respetuosa. Pídele también su identificación si el oficial no tiene su uniforme puesto o si el vehículo no tiene marcas de patrulla oficial. Responde a las preguntas del oficial y haz tus propias preguntas de una manera calmada y con cortesía. Si no estás de acuerdo con el oficial de la ley, no discutas su punto de vista en ese momento- espera a tener la oportunidad de hacerlo ante un Juez.
  • No te sorprendas si aparece otra patrulla. Esto es sólo para la protección del oficial.
  • Déjale saber al oficial si tienes un arma en el auto y si tienes permiso legal para portarla. No resistas si el oficial decide registrarte o hacer una búsqueda tocando tu cuerpo. Esto sucede si el oficial tiene alguna sospecha de que llevas alguna cosa que puede arriesgar la seguridad del oficial.
  • Fíjate en el nombre del oficial o en su número de placa oficial. Si piensas que el oficial actuó irresponsablemente, presenta una descripción escrita de su comportamiento a la agencia a la que pertenece el oficial. Luego, comunícate con la agencia directamente y sigue el procedimiento establecido para quejas. Si tienes alguna pregunta sobre las leyes del estado en que se encuentra, consulta a un abogado u otro representante legal.
  • En casi todos los estados, se pide tu firma si el oficial decide darte un boleto (tiquete), una multa o una orden de asistir a una audiencia sobre la violación. Tu firma no es una aceptación de culpabilidad. Sólo indica que recibiste el boleto (tiquete), la multa o la orden de asistir a una audiencia. Si te niegas a firmar el boleto (tiquete), la multa o la orden, el oficial puede arrestarte y transportarte a la cárcel.

Y practica la regla dorada: Trata a los oficiales como te gustaría que te traten.

Más noticias

0 Comentarios