¿Qué hace la DEA reunida con una narcotraficante?

Actuando en solitario, al margen de su hasta entonces inseparable comisario Flores y ante los ojos atónitos de Aljarafe, el agente de la DEA Willy Rangel visita a Teresa en Transer Naga para iniciar un sorprendente viaje al pasado de la mexicana. “Yo fui el hombre que te hizo esa llamada para avisarte de la muerte del Güero”, confiesa el policía.

La operación conjunta entre la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA) y la unidad de antinarcóticos de la policía española ha dado un giro inesperado: Willy Rangel ha decidido actuar en solitario. Al margen de su hasta entonces inseparable comisario Flores y ante los ojos atónitos de Aljarafe, el agente de la DEA visita a Teresa en Transer Naga para iniciar un sorprendente viaje al pasado de la mexicana.

“Contra todo lo que estás pensando, mi visita no tiene nada que ver con tu forma actual de ganarte la vida”, dice el policía tratando de tranquilizar, sin éxito, a Teresa.

La primera reacción de la mexicana, desconfiada, es dar por terminada la reunión pero sólo una palabra logra detenerla: el “Güero”.

En el que busca ser su gran primer golpe de efecto, Willy revela a Teresa que “su Güero” era un agente infiltrado de la DEA. Pero la mexicana sabe devolver bien los golpes y contraataca descubriendo que no sólo sabe cuál era la verdadera identidad del Güero sino que lo ha sabido durante los últimos 12 años.

Rangel conecta rápidamente la confesión con la famosa agenda que Teresa entregó a Epifanio Vargas como moneda de cambio para su salvación y pese al enfado que le produce saber que Teresa le engañó durante todos estos años, vuelve a regalar a la mexicana otro de sus secretos mejor guardados.

“Yo fui el hombre que te hizo esa llamada para avisarte de la muerte del Güero”, dice el policía ante los ojos de una, ahora sí, sorprendida Teresa.

¿Qué crees que busca Willy Rangel con todas estas revelaciones? ¿Dejará la policía de perseguir a Teresa? Y si es así, ¿a cambio de qué?

Más noticias

0 Comentarios