La nieve es un duro golpe para comerciantes de EEUU, justo antes de Navidad

Los comercios minoristas estadounidenses se esfuerzan por recuperar las ventas perdidas durante el fin de semana, último antes de Navidad y generalmente uno de los mejores del año, pero que fue malogrado por una inclemente tempestad de nieve en Estados Unidos.

Los comercios minoristas estadounidenses se esfuerzan por recuperar las ventas perdidas durante el fin de semana, último antes de Navidad y generalmente uno de los mejores del año, pero que fue malogrado por una inclemente tempestad de nieve en Estados Unidos."Esta tempestad no habría podido llegar en peor momento, dado que el sábado anterior a Navidad es generalmente el día más fuerte de ventas en toda la temporada de fiestas", dijo este lunes a la AFP Jie Zhang, especialista en comercio minorista de la universidad de Maryland (este).Según Marc Pado, estratega bursátil del banco Cantor Fitzgerald, la nieve podría tener un impacto superior al 5% del total de ventas de la temporada de fiestas.Las cadenas de distribución tomaron varias medidas para atraer a los clientes, extendiendo sus horarios en las zonas afectadas por la tempestad, como hizo Target, o aumentando el plazo para beneficiarse con entregas garantizadas para el 25 de diciembre a más tardar, propuesto por la cadena de librerías Barnes and Noble o el sitio en internet de almacenamiento Overstock.com.Por otra parte, "la gente pone atención a su presupuesto este año, no deberían gastar mucho más, aunque sea a último minuto", subrayó Peter Morici, profesor de gestión, también de la universidad de Maryland. Según él, "los distribuidores podrían por otra parte bajar aún más los precios a última hora para deshacerse de su mercadería", lo que podría contribuir a un volumen de negocios menor que el previsto. "Las cadenas de distribución que no tienen una fuerte presencia en internet o los comercios independientes habrían perdido ventas", mientras que las cadenas de tiendas que disponen de una página en internet, como Walmart, no deberían ser demasiado afectados, agregó Morici.Los comercios en línea deberían en consecuencia verse beneficiados por los fenómenos meteorológicos del fin de semana. "La tormenta es una verdadera bendición para ellos, porque incitó todavía más a los consumidores a hacer sus compras de Navidad por internet, cuando las ventas en línea ya eran buenas este año", destacó Zhang.El gabinete especializado Comscore indicó el domingo que por los primeros 48 días de la temporada de fiestas -noviembre y diciembre- ya se había gastado en internet 24.800 millones de dólares, un alza del 4% en relación a lo comprado en línea el año pasado.Globalmente, Zhang esperaba ventas de Navidad en bajada: "deberían registrar una leve bajada en el conjunto del sector pero en neta alza para los comercios en línea", pronosticó.Sin embargo, el repliegue no debería ser demasiado importante, "ya que las ventas del año pasado fueron ya malas", agregó la analista.La NRF prevé un descenso del 1% de las ventas de Navidad comparado con el año pasado.

Más noticias

0 Comentarios