La falta de presupuesto amenaza la gobernabilidad de Guatemala

Guatemala podría sufrir una crisis de gobernabilidad e inestabilidad política por falta de recursos públicos, luego de que venciera el plazo sin que el Congreso aprobara el proyecto de presupuesto de 2010, que contemplaba un recorte respecto al de este año.

Guatemala podría sufrir una crisis de gobernabilidad e inestabilidad política por falta de recursos públicos, luego de que venciera el plazo sin que el Congreso aprobara el proyecto de presupuesto de 2010, que contemplaba un recorte respecto al de este año.Como no fue aprobado antes de que venciera el plazo el lunes a medianoche, según la ley en 2010 rige automáticamente el mismo presupuesto que en 2009, que contemplaba unos 225 millones de dólares más en gasto público, que el gobierno no tiene debido una menor recaudación por la crisis económica."Con el (mismo) presupuesto de 2009, para el 2010 se tendría el peligro de problemas de gobernabilidad e inestabilidad política, pues las instituciones que reciben fondos del gobierno tendrían altas expectativas de gasto que no sería posible atender", advirtió el ministerio de Finanzas en un informe.El gobierno teme que además de no tener financiación para cubrir esos 225 millones de dólares, tampoco podría aprobar una emisión de 545 millones en bonos, lo que supondría una "brecha total de 770 millones" de dólares.Los analistas dicen que la única forma de financiar el presupuesto es que el Congreso apruebe una reforma fiscal promovida por el gobierno de Alvaro Colom, que contempla incrementar al menos cuatro impuestos específicos.Además, algunos analistas estiman que se debe aumentar el gasto público, en vez de reducirlo, para estimular la economía afectada por la crisis."Se necesita incrementar el gasto público para generar inversión, fuentes de trabajo y combatir la pobreza, pero no hay voluntad de los sectores políticos y económicos" de apoyar una reforma tributaria, detalló la académica y politóloga Heydi de Mata, en alusión a que la reforma es resistida por los empresarios.Colom había enviado un proyecto de presupuesto por 5.575 millones de dólares, pero por no haber sido aprobado dentro del plazo legal, regirá en 2010 un presupuesto de unos 5.800 millones de dólares."El déficit impide que el gobierno cumpla con atender a las poblaciones más vulnerables. Es necesario cambiar la estructura tributaria del país", dijo Jorge Santos, del Observatorio del Gasto Social, una entidad privada.Santos propuso una reforma integral del Impuesto sobre la Renta, para aumentar la recaudación, y elevar el presupuesto en 2011.El gabinete de Colom fue convocado este martes a una reunión para empezar a buscar medidas para superar el déficit financiero y conseguir los 225 millones de dólares faltantes para asegurar el funcionamiento del Estado guatemalteco el próximo año.

Más noticias

0 Comentarios