Un examen visual una vez cada dos años

Los expertos recomiendan que los niños se realicen un examen visual por lo menos una vez cada dos años, o con más frecuencia si existen problemas o riesgos específicos. Con el fin de corregir todo tipo de problemas visuales, el optometrista puede recomendar un tratamiento como gafas, lentes de contacto o terapia visual.

Los expertos recomiendan que los niños se realicen un examen visual por lo menos una vez cada dos años, o con más frecuencia si existen problemas o riesgos específicos. Con el fin de corregir todo tipo de problemas visuales, el optometrista puede recomendar un tratamiento como gafas, lentes de contacto o terapia visual.

Para más información, consulte la web de la Asociación Americana de Optometristas.

Más noticias

0 Comentarios