Los estudiantes iraquíes celebran su graduación

Entre el baile y la música se perfila la esperanza de reconstruir un país asolado por la guerra, aunque el futuro permanece incierto.

Música, trajes tradicionales y una fiesta estupenda, una combinación que no se veía en esta universidad de Bagdad desde hacía años.

Estos estudiantes celebran su graduación, una tradición suspendida durante el caos de la invasión estadounidense y una violenta insurgencia.

Ahora, con una mayor seguridad en las calles de la capital iraquí, los estudiantes pueden volver a bailar.

Yassan Qasim y sus compañeros tienen mucho que celebrar. No solo se han graduado sino que logaron completar sus estudios en medio de la violencia diaria en la capital.

Pero las probabilidades están en contra de los deseos de Yassan.

El índice de desempleo actual se sitúa cerca del 18%, y con la caída de los precios del petróleo las esperanzas de crecimiento económico en un futuro próximo se desvanecen.

Ahmad sabe que el tiempo de celebrar terminará pronto.

Y es que los jóvenes son los más afectados. Según un reciente reporte de Naciones Unidas, más de la mitad de los iraquíes de entre 15 y 29 años de edad están desempleados.

De momento los estudiantes de la guerra disfrutan de su fiesta.

Más noticias

0 Comentarios