El escándalo norirlandés da nueva vida a la canción 'Mrs. Robinson'

La relación extramarital de Iris Robinson, la esposa del primer ministro de Irlanda del Norte, Peter Robinson, con un joven de 19 años ha dado una nueva vida a la canción 'Mrs Robinson', tema principal de la película 'El Graduado' sobre un romance similar.

La relación extramarital de Iris Robinson, la esposa del primer ministro de Irlanda del Norte, Peter Robinson, con un joven de 19 años ha dado una nueva vida a la canción 'Mrs Robinson', tema principal de la película 'El Graduado' sobre un romance similar.Un grupo creado el lunes en la red social Facebook, 'Here's to you Mrs Robinson for number 1' ('Aquí está para ti 'Mrs Robinson' para el número 1'), que cuenta ya con más de 13.000 seguidores, quiere llevarla hasta el primer lugar de las listas de éxitos el próximo domingo.Impulsada por esta campaña, la canción compuesta por el dúo norteamericano Simon and Garfunkel ocupaba este martes el puesto 23º entre las "canciones más vendidas en formato MP3" de la filial británica de Amazon, pero por el momento sólo el 165 en el 'hit parade' oficial.El número de descargas de 'Mrs Robinson' aumentó en un 1.200% la semana pasada en Irlanda del Norte en relación con la semana anterior, dijo a AFP un portavoz de la Compañía Oficial de Listas de Exitos británica.'El Graduado', dirigida en 1967 por Mike Nichols, narraba la historia de una aburrida y atractiva ama de casa, la señora Robinson (Anne Bancroft), que seducía a un joven estudiante inexperto (Dustin Hoffman).Como en la ficción, la señora Robinson de la vida real, Iris en este caso, mantuvo una relación con un joven 40 años menor que ella, Kirk McCambley, pero la historia se convirtió en un escándalo público al añadirse otros ingredientes como el dinero, la política y la religión.Iris Robinson, diputada de la Asamblea norirlandesa y de la Cámara de los Comunes británica, fue acusada la semana pasada de malversaciones por presuntamente haber obtenido que dos promotores inviertieran 50.000 libras (más de 55.000 euros) para ayudar a su amante a montar un café en 2008.La primera víctima de este escándalo ha sido su marido, el ministro regional de Irlanda del Norte, Peter Robinson, que el lunes renunció a su cargo durante seis semanas para concentrarse en limpiar su nombre.Ella, conocida por sus firmes convicciones religiosas y su homofobia, debería perder también sus escaños. Actualmente, según su marido, "recibe tratamiento psiquiátrico intensivo".

Más noticias

0 Comentarios