Debbie Reynolds, madre de Carrie Fisher, muere a los 84 años

Debbie Reynolds muere a los 84 años. Debbie Reynolds muere a los 84 años.

Debbie Reynolds muere a los 84 años. Getty Images

Tras sufrir un infarto derivado de un derrame cerebral, Debbie Reynolds, murió a los 84 años, un día después del fallecimiento de su hija Carrie Fisher.

Debbie Reynolds, de 84 años, se encontraba en casa de su hijo Todd Fisher en Beverly Hills (Los Ángeles) cuando poco después de la una de la tarde alguien llamó desde ese domicilio al teléfono de emergencias 911.

La actriz, conocida por sus papeles en "Singin' in the Rain" (1952) o "In & Out" (1997), se había sentido agitada desde que su hija Carrie Fisher sufriera el pasado viernes un ataque al corazón en el aterrizaje de un vuelo de Londres a Los Ángeles, un incidente que finalmente acabaría provocando su muerte.

Tras conocerse la noticia de la muerte de Carrie Fisher, Reynolds publicó el martes un mensaje en su cuenta de Facebook en el que dio las gracias a todos los que acogieron "el talento" y "el don" de su "querida e increíble hija".

De acuerdo al sitio TMZ, Todd Fisher, hijo de la actriz, dijo que su madre estaba tan deprimida que horas antes de sufrir el derrame cerebral que la llevaría al hospital, le confesó que 'extrañaba mucho a Carrie y que quería estar con ella'.

Más noticias

0 Comentarios