Larry Hernández recuerda el tormento que vivió en prisión

Larry Hernández está feliz de haber encaminado el rumbo de su vida. Larry Hernández está feliz de haber encaminado el rumbo de su vida.

Larry Hernández está feliz de haber encaminado el rumbo de su vida. © Mezcal Ent Photo Services, LLC

Poco más de un año después de haber sido encarcelado por los cargos de secuestro y agresiones y tras pedirle perdón a su prometida Kenia Ontiveros por no haber escuchado sus consejos, Larry Hernández confiesa que esta experiencia fue sumamente dolorosa para él y aseguró que espera no tener que volver a pasar por algo similar nunca más.

El intérprete de 'El Ardido' visitó el foro de 'Despierta América' y no pudo contener el llanto al recordar cada una de las experiencias que vivió mientras estuvo recluido en la prisión de Newberry, en South Carolina y aseguró que lo que más le dolió de todo este proceso fue provocar el dolor de doña Manuela Sánchez y de su amada.

"Lo peor de todo eso fue el dolor que yo le estaba causando a mi madre en ese momento. También la soledad, el estar 23 horas encerrado sin ver el sol, pues solamente me daban una hora para hablar con mi mamá o con Kenia y diez minutos que tomaba para bañarme. Cuando iban a verme, darle un beso a Kenia por ese vidrio de la cárcel no era muy agradable, pero créeme que con ese beso yo me regresaba fuerte a mi celda", dijo Larry con lágrimas en los ojos.

Para finalizar, el cantante reconoció una vez más que su alcoholismo detonó la mayoría de los problemas que le sucedieron tanto a nivel personal como profesional.

También confesó que sus hijas han visto videos de cuando fue esposado, pero en vez de contarles lo que en realidad sucedió, debido a que aún son muy pequeñas para comprenderlo, les dice que estaba filmando una película.

Fiera Lasa/Mezcalent.com

Prohibida su reproducción parcial o total. La copia o distribución no autorizada de este artículo y su correspondiente imagen infringe los derechos de autor.

Más noticias

0 Comentarios