Sandra Echeverría es una mamá Tomb Raider

Sandra Echeverría es una mamá Tomb Raider Mexico City | MezcalTV

Sandra Echeverría se suma a la continuación de "La Querida del Centauro" y asegura que desde un principio se le ha hecho difícil separarse de su hijo Andrés para retomar su carrera de actriz. 

Esta belleza, aunque ha sabido conjuntar las grabaciones de "La Querida del Centauro" de Telemundo con su rol de mamá, confiesa que siente culpa de estar lejos de su pequeño.

"Es muy fuerte, te da culpabilidad, te sientes triste, lo extrañas horrible. Por suerte es un proyecto que me dio la oportunidad de poderlo balancear muy bien, es un proyecto que tiene muchos personajes, que tiene muchas historias, entonces los primeros cuatro meses me la pasé muy tranquila. Tenía días que no tenía grabaciones, entonces podía estar con mi hijo", expresa.

La actriz mexicana se tomó un año para enfocarse en su pequeño, pero se dio cuenta de que ya era momento de regresar a trabajar y encontró la perfecta opción en esta nueva temporada de la serie de Telemundo.

"Estaba esperando un proyecto que realmente me apasionara, que me interesara, de esos que empiezas a leer y dices ¡wow! Un personaje diferente, fuerte, y llegó "La Querida.." y dije "éste es el personaje", indica.

"Me tomé también mi tiempo para dedicarme a mi hijo, a tener mi tiempo de maternidad. Estuve un año con él sin hacer absolutamente nada, y bueno, ya era momento de arrancar, obviamente con condiciones para poder estar con mi bebé y no descuidarlo y arranqué este proyecto y ha sido un reto increíble para mí", agrega.

Sandra nunca había hecho algún papel con tantas escenas de acción.

"Se siente siempre mucha adrenalina y siempre me pongo nerviosa, pero creo que ese "nerviecito" te ayuda a que las cosas te salgan mejor.

"Tuve que estar en la camioneta con balazos y de repente, hay un momento en el que tuve que jalar el cinturón de seguridad hasta atrancarlo, amarrármelo en el brazo y abrir la puerta de la camioneta mientras estaba avanzando y aventarme a hacer balazos así, para atrás. Sí estuvo bien "padre", pero obviamente me puse nerviosa y estaba yo diciendo: "Dios, por favor que salga todo bien" y salió increíble".

El que ha estado más nervioso de que haya retomado su carrera es su esposo, el cantante del grupo Fobia, Leonardo de Lozanne.

"Me dice "¿es en serio que vas a hacer esto? No, cuídate por favor, pero no lo hagas tú", y yo "no, no, no, tú tranquilo, va a estar todo bien" y a la mera hora ve las escenas y me dice "¿cómo, por qué hiciste tú esto?". De verdad que hasta yo misma me he sorprendido porque nunca pensé que yo pudiera hacer ese tipo de cosas. Yo ni en año nuevo me daba la "maroma" y ahorita, pues estoy hecha una "Tomb Raider".

Erika Uribe y Eduardo Carrasco/MezcalTV

Más vídeos

0 Comentarios