Los emigrantes uruguayos esperan no tener que volver más para las elecciones

Miles de uruguayos residentes en el exterior volvieron a casa con la expectativa de haber cubierto su última travesía para sufragar en las elecciones generales del domingo, en las que se celebra también un plebiscito sobre el voto por correo en beneficio de 500.000 emigrantes.

Miles de uruguayos residentes en el exterior volvieron a casa con la expectativa de haber cubierto su última travesía para sufragar en las elecciones generales del domingo, en las que se celebra también un plebiscito sobre el voto por correo en beneficio de 500.000 emigrantes. "Quiero venir a mi país a reencontrarme con mis afectos, no a votar. No podemos confundir identidad con domicilio, somos orientales (uruguayos) en cualquier parte del mundo que nos encontremos," subrayó a la AFP Eduardo Etchepare, residente hace 40 años en la ciudad brasileña de Porto Alegre.En efecto, junto con los comicios presidenciales y legislativos, se realiza una consulta popular de reforma constitucional para incluir el "voto epistolar", cuyo texto señala que "los ciudadanos uruguayos habilitados para votar tienen derecho a ejercer el sufragio en elecciones, plebiscitos o referéndum, desde cualquier país donde residan o se encuentren".Según datos de la Cancillería un total de 501.806 uruguayos residen actualmente en el exterior.De acuerdo con sondeos realizados por los movimientos que apoyan la reforma, un 60% de los emigrados eligió como destino Argentina, España, Estados Unidos y Brasil."Es hora de que reconozcan nuestro derechos, que somos tan uruguayos como los demás. Congregar a los compatriotas en el extranjero no es tarea sencilla, por eso queremos la oportunidad de ejercer nuestra representación", apuntó Cristina Pérez, quien vive hace 33 años en Buenos Aires.Sin embargo, Fabiana Díaz, de 29 años, discrepa. "Si viven fuera no tienen derecho a decidir el gobierno de quienes estamos dentro, y la luchamos día a día con los vaivenes propios de un país subdesarrollado", dijo enfundada en la bandera del opositor Partido Nacional (centroderecha).Fue decisivo el voto de los uruguayos residentes en el exterior que viajaron para participar -unas 40.000 personas- en la elección de octubre de 2004, que arrojó como ganador, con 50,4% en primera vuelta, a Tabaré Vázquez, primer presidente de izquierda en la historia del país.Una particular efervescencia se observaba este domingo en los alrededores de una carpa de 200 metros cuadrados levantada en la céntrica plaza Libertad de Montevideo, punto de encuentro de los uruguayos que viajaron desde distintos países para apoyar la iniciativa."Sí al voto uruguayo en el exterior" reza una pancarta ubicada en la puerta principal de la carpa, cuya anfitriona es curiosamente Hendrina Roodenbürg, una ciudadana holandesa de 60 años, integrante de la ONG "Idas y Vueltas" que promueve los derechos de los emigrantes en distintas partes del mundo.

Más noticias

0 Comentarios