holaciudad.com | Noticias de Inmigración, Entretenimiento y Comunidad Estados Unidos l
Es tu ciudad, conéctate
Estados Unidos

El Sur, el Partido Republicano y Newt Gingrich

Newt Gingrich ha aprovechado la llegada de las primarias a su región adoptiva, el Sur, para relanzar sus opciones a la nominación presidencial republicana.

Desde los años sesenta, el Partido Republicano ha venido haciendo del Sur un sólido bastión electoral. Las particularidades de esta región son cada vez más palpables en la agenda política de los republicanos. Newt Gingrich, sureño de adopción, ha aprovechado la llegada de las primarias a la región para relanzar sus opciones.

Desde 1968, el candidato a la Presidencia del Partido Republicano ha conquistado la mayoría de los votos del Sur en todas y cada una de las elecciones celebradas hasta el día de hoy. Contando la victoria de Richard M. Nixon ese mismo año, los republicanos se impusieron en siete de las diez elecciones celebradas hasta 2004 gracias en buena parte a su acaparamiento del voto sureño.

Significativamente, las tres victorias de un candidato demócrata en aquel periodo correspondieron a sureños como Bill Clinton (Gobernador de Arkansas) y Jimmy Carter (Gobernador de Georgia). Con su elección en 2008, Barack Obama fue el primer demócrata no del Sur en conquistar la Presidencia para su partido desde John F. Kennedy (1960).

La dependencia electoral del Partido Republicano respecto a los estados del Sur se hace notar crecientemente en la agenda ideológica y las prioridades económicas del partido.

El GOP se ha convertido en el campeón de los “State Rights” o, dicho de otra manera, en el “defensor” de la autonomía estatal frente la “intromisión” federal. Del mismo modo, los fuertes vínculos republicanos con la industria petrolera no solo hay que entenderlos en función de la tradicional afinidad entre Wall Street y ese Partido, sino también por la importancia de ese sector para los estados del Golfo de México.

Otro tanto podría decirse de la industria militar, fundamental para estados como Texas, Virginia, las dos Carolinas y Alabama. Y una relación similar puede encontrarse en el creciente conservadurismo social enarbolado por el GOP puesto que los estados del Sur constituyen el corazón de lo que se conoce como “Bible Belt”, la zona del país con mayor proporción de cristianos evangélicos y “votantes de valores”.

Solo así puede entenderse la importancia capital de las primaras de South Carolina para el Partido Republicano, tradicionalmente bautizadas como la “Primera del Sur” (“First in the South”) por los analistas políticos. Desde 1980, todos los candidatos republicanos a la Presidencia han ganado la primeria del Palmetto State, tradición que comenzó Ronald Reagan (que ya ganó en 1976, aunque terminó perdiendo la nominación ante Geral Ford). Seguir los pasos del héroe republicano por excelencia es, desde luego, la mejor carta de presentación para cualquier candidato del GOP.

Consciente de ello, Newt Gingrich afirmó desde prácticamente el inicio de la campaña que su principal objetivo en el mes de enero era conseguir la victoria en South Carolina, estado que Gingrich conoce muy bien debido a que comparte una extensa frontera con Georgia, estado al que representó en el Congreso durante más de veinte años. Parece que su estrategia “sureña” está dando frutos, puesto que las últimas encuestas le colocan en primer lugar a pesar de las acusaciones vertidas hacia él por su segunda exmujer.

De confirmarse ese resultado este sábado por la noche, Mitt Romney, todavía el principal favorito, tendrá que hacer frente a una campaña más larga y competitiva de lo esperado en la que el Sur podría cerrarle la puerta a una victoria que casi todos los analistas daban por segura tras su claro triunfo en New Hampshire.

Del mismo modo, Rick Santorum, vencedor en Iowa, vería sus opciones reducidas de manera exponencial al fracasar en su intento de convertirse en referente conservador para la región más conservadora del país. Ron Paul, por su parte, probablemente dé por bueno hacerse con un porcentaje cercano o superior al 20% de los votos, lo que solidificaría su estatus de tercero en discordia, algo que le mantendría en buena posición para seguir captando la atención de los medios y los votantes republicanos para su mensaje libertario.

© ZGS 2014

Tu opinión

Postear en
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento

0 Comentarios

BLOGS Destacados

Fotogalerias Populares

Conéctate Ya

Powered by DaC
Google Google