Los rebeldes toman el control de una estratégica ciudad del norte de Siria

El Consejo Nacional Sirio (CNS), la principal agrupación opositora en el exilio, celebrará entre los próximos 4 y 7 de noviembre una serie de reuniones en Doha para estudiar su posible ampliación con la unión a otras facciones y renovar su cúpula.

El Consejo Nacional Sirio (CNS), la principal agrupación opositora en el exilio, celebrará entre los próximos 4 y 7 de noviembre una serie de reuniones en Doha para estudiar su posible ampliación con la unión a otras facciones y renovar su cúpula.En declaraciones a Efe, el dirigente de los Hermanos Musulmanes sirios y miembro del CNS, Mulhem al Derubi, explicó que durante esos días se reunirá en Catar la asamblea general del grupo para elegir "una nueva secretaría general, una oficina ejecutiva y a un presidente".El opositor subrayó que por el momento no se han presentado candidaturas a la presidencia del CNS, ocupada en la actualidad por Abdelbaset Seida."También se va a estudiar el diálogo con el resto de las facciones opositoras sirias en el marco de la iniciativa lanzada por Riad al Seif, una personalidad independiente siria", dijo Al Derubi.Esa propuesta, denominada "Iniciativa Nacional Siria", pretende unificar las divididas filas opositoras en torno a una serie de objetivos como proteger la soberanía nacional y buscar una solución que pase por el derrocamiento del régimen de Bachar al Asad y el juicio a quienes tengan las manos manchadas de sangre.En un comunicado en su página web, el CNS explicó que durante su reunión en Doha intentará ampliar su base para acoger nuevas fuerzas y destacó que las decisiones se tomarán por consenso.Asimismo, está previsto que se modifique el reglamento interno del CNS y que se presenten una serie de informes sobre su trabajo durante su primer año de existencia.Al Derubi precisó que este será el segundo encuentro de la asamblea general del CNS, que será seguido de una conferencia el 8 de noviembre, "en el que se ha invitado a otras facciones para llevar a cabo una ronda de diálogo y formar un frente común de la oposición".Al Derubi hizo hincapié en que estas medidas van en consonancia con las declaraciones de la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, quien abogó ayer en Zagreb por que la oposición siria sea reconstruida y ampliada la próxima semana, de forma que el CNS deje de ser su única representación."Hemos dado a saber claramente al CNS que ya no puede considerarse líder de la oposición", anunció Clinton, quien consideró que la disidencia siria debería abarcar "también a aquellos que luchan y mueren diariamente en los campos de combate".A juicio de Al Derubi, las palabras de Clinton "se dan en el marco de los esfuerzos del CNS por ampliarse con grupo opositores de fuera"."Por tanto, vemos esas declaraciones de forma positiva y como un consejo porque coinciden con el objetivo de unirnos a otras facciones de la oposición", indicó.La creación del CNS fue anunciada el 2 de octubre de 2011 en Estambul (Turquía), después de que los trabajos para constituirlo se iniciaran en agosto pasado.El CNS está integrado por una Presidencia que con siete miembros, además de una Secretaría General formada por 29 personas y una Asamblea General con 200 integrantes.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios