Tiroteos y bombardeos contra la guerrilla kurda amenazan el alto el fuego

Nuevos bombardeos de cazas turcos contra posiciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak hacen peligrar el alto el fuego que esta guerrilla observa desde la primavera de 2013, aseguró hoy el diario Cumhuriyet.

Fuerzas de seguridad turcas se desplazan en vehículos blindados durante una protesta de militantes del PKK, en agosto de 2014. EFE/Archivo Fuerzas de seguridad turcas se desplazan en vehículos blindados durante una protesta de militantes del PKK, en agosto de 2014. EFE/Archivo

Fuerzas de seguridad turcas se desplazan en vehículos blindados durante una protesta de militantes del PKK, en agosto de 2014. EFE/Archivo

Nuevos bombardeos de cazas turcos contra posiciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak hacen peligrar el alto el fuego que esta guerrilla observa desde la primavera de 2013, aseguró hoy el diario Cumhuriyet.Es la primera vez en dos años que la fuerza aérea turca bombardea los campamentos de la guerrilla situados justo al sur de la frontera turco-iraquí, lindando con la provincia de Hakkari, añade el citado diario en portada.Los cazas turcos despegaron ayer tras dos tiroteos con metralletas pesadas contra cuarteles en Hakkari, registrados en la noche del lunes y la mañana del martes, que no causaron víctimas ni daños materiales, según un comunicado del Estado Mayor del Ejército.Un comunicado del PKK, distribuido ayer por la agencia Firat, advirtió de que con ese bombardeo, el Ejército turco "ha puesto fin unilateralmente" al alto el fuego.En la nota se resalta que ese ataque, que no causó víctimas, es sólo el último de una serie de "reiteradas violaciones" de la tregua, a los que la guerrilla sólo ha respondido con "disparos de advertencia".El archivo de Firat recoge comunicados del PKK sobre ataques con morteros desde posiciones turcas fronterizas en febrero y mayo pasados, que no produjeron un eco mediático.Desde el 1 de mayo pasado hubo 14 tiroteos entre guerrilleros y militares en la región montañosa de Hakkari, siempre sin causar víctimas, salvo una niña herida por una metralla perdida, asegura un comunicado del gobernador de Hakkari, emitido el martes.Los incidentes constan en el registro del Estado Mayor, pero es la primera vez que estos roces entre guerrilla y Ejército dan lugar a un debate en la prensa sobre un posible fin del alto el fuego.El ataque aéreo "dirigido contra fuerzas guerrilleras no involucradas en actividades militares, ha sido efectuado como resultado de una mentalidad que no quiere resolver la cuestión kurda de forma democrática", señaló el proscrito PKK, también en el citado comunicado.La guerrilla sugiere que la decisión del bombardeo fue tomada en la reunión del Consejo de Seguridad Nacional turco celebrada el lunes.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios