Barak critica al Gobierno de Netanyahu por no hacer avanzar el proceso de paz

El ex primer ministro Ehud Olmert lanzó hoy un duro ataque contra su sucesor al frente del Gobierno de Israel, Benjamín Netanyahu, por haber "debilitado" a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y "fortalecido" al movimiento islamista Hamás.

El ex primer ministro Ehud Olmert lanzó hoy un duro ataque contra su sucesor al frente del Gobierno de Israel, Benjamín Netanyahu, por haber "debilitado" a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y "fortalecido" al movimiento islamista Hamás."Desgraciadamente desde el cambio de gobierno (en 2009) ha congelado las negociaciones con los palestinos y se ha esforzado por convencer a los israelíes de que 'no hay socio' para la paz", se queja Olmert en un inusual ataque contra Netanyahu.En un comunicado remitido a los medios de comunicación a raíz de una entrevista que el presidente de la ANP, Mahmud Abás, concedió el viernes al Canal 2 de la televisión israelí, Olmert lamenta que el actual gobierno de Israel "haya tomado decisiones" que han debilitado a quien "aboga por la no violencia y la negociación para la paz".El líder palestino dijo en la entrevista que no permitirá el estallido de una "tercera Intifada armada" mientras siga en el poder y apostará por el diálogo y las formas de "resistencia pacífica".Y en una muy inusual declaración para cualquier político palestino descartó la posibilidad de regresar a la actual ciudad israelí de Safed, de la que huyó con su familia cuando era niño en medio de la Guerra de 1948.En declaraciones hoy al diario árabe Al Hyatt, el Presidente palestino suavizó sus declaraciones sobre el derecho de retorno de los refugiados, uno de los asuntos más complicados y sensibles que separan a israelíes y palestinos.Netanyahu señaló ayer que "desafortunadamente las palabras del presidente Abás no coinciden con sus actos", aunque hoy se mostró un poco más constructivo y tendió su mano para "negociar inmediatamente y sin condiciones".Para Olmert, que encabezó el gobierno israelí entre 2006 y 2009, "los israelíes tienen con quién hablar y de qué hablar con el objetivo de resolver el sangriento conflicto entre los dos pueblos, que ha durado ya demasiado tiempo"."Las políticas de Netanyahu han sido imprudentes y han perjudicado a los intereses vitales de Israel", subrayó.El ex primer ministro, que negoció con Abás hasta llegar a los mapas de las fronteras del futuro estado palestino, dejó su cargo a raíz de una serie de sospechas de corrupción de las que ha salido casi completamente airoso.Fue declarado culpable de un delito menor de abuso de confianza que no le impide el regreso a la política, aunque tiene pendiente un último caso que se ventila en tribunales sobre presuntos sobornos durante su época como alcalde de Jerusalén.Según el testigo de cargo, Olmert se dejó sobornar para aprobar un proyecto de construcción que se excedía de los cánones habituales en la ciudad.A pesar de este último juicio, no se descarta que pueda presentarse como candidato a las elecciones del próximo 22 de enero, posibilidad que incluiría la creación de un nuevo partido de centro-derecha con la ex ministra de Exteriores Tzipi Livni.

Más noticias

0 Comentarios