Afganistán lanza una operación contra el EI que deja 35 insurgentes muertos

El Gobierno de Afganistán ha lanzado una operación contra el grupo insurgente Estado Islámico (EI) durante la que han sido abatidos 35 yihadistas en las últimas dos semanas, en una nueva estrategia de seguridad contra la formación islamista, informaron hoy fuentes oficiales.

Oficiales de seguridad afganos vigilan una carretera en la provincia suroccidental de Helmand. EFE/Archivo Oficiales de seguridad afganos vigilan una carretera en la provincia suroccidental de Helmand. EFE/Archivo

Oficiales de seguridad afganos vigilan una carretera en la provincia suroccidental de Helmand. EFE/Archivo

El Gobierno de Afganistán ha lanzado una operación contra el grupo insurgente Estado Islámico (EI) durante la que han sido abatidos 35 yihadistas en las últimas dos semanas, en una nueva estrategia de seguridad contra la formación islamista, informaron hoy fuentes oficiales.El portavoz del Ministerio de Interior afgano, Sediq Sediqi, afirmó en una rueda de prensa en Kabul que el Ejecutivo puso en marcha hace 14 días una operación contra el grupo islamista en las provincias de Nangarhar (este), Helmand (suroeste) y Farah (oeste).Las fuerzas de seguridad mataron la semana pasada a siete insurgentes del EI y detuvieron a cuatro de ellos en Nangarhar, indicó Sediqi, quien añadió que en total han sido abatidos 35 islamistas desde el comienzo de la operación.La operación se engloba dentro de una estrategia militar aprobada por el Consejo de Seguridad Nacional, presidido por el presidente Ashraf Gani, y que establece una fuerza especial para luchar contra el EI."Hemos establecido una fuerza especial de trabajo para hacer frente al EI que incluye un ala operativa y un departamento de análisis", dijo el portavoz del Directorio Nacional de Seguridad, la agencia de inteligencia afgana, Abdul Haseeb Sediqi."EL EI es hoy una seria amenaza para la seguridad de Afganistán", indicó Haseeb, quien añadió que "el objetivo de la operación es impedir sus actividades en sus fases iniciales".Haseeb agregó que la agencia de espionaje ha desplegado a su personal en todas las regiones del país para vigilar las actividades del EI.El Gobierno afgano pidió por su parte ayuda regional para hacer frente al EI, ya que "es una responsabilidad común de los países de la región", afirmó en la misma rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Defensa, el general Dawlat Waziri.En las últimas semanas, el EI le ha ganado terreno a los talibanes en la provincia de Nangarhar, donde hace tres días murieron 13 insurgentes en enfrentamientos entre ambas formaciones.A mediados de mes, los talibanes afganos advirtieron al autoproclamado califa del EI, Abu Bakr al Baghdadi, de que la actual lucha "contra América y sus títeres" en Afganistán debe realizarse sólo bajo la bandera talibana y amenazó con tomar represalias por su presencia en el país.

Más noticias

0 Comentarios