Una Comisión indaga sobre la situación de menores en centros de inmigrantes en Australia

La Comisión de Derechos Humanos de Australia lanzó hoy una investigación sobre la situación de los menores alojados en los centros de detención para inmigrantes, como parte de un polémica proyecto para combatir la llegada de solicitantes de asilo al país.

En la imagen, cedida por el Departamento de Australia de Inmigración y Ciudadanía que muestra una tienda de acomodación para personas que buscan asilo en la isla de Manus, en Papúa Nueva Guinea. EFE/Archivo En la imagen, cedida por el Departamento de Australia de Inmigración y Ciudadanía que muestra una tienda de acomodación para personas que buscan asilo en la isla de Manus, en Papúa Nueva Guinea. EFE/Archivo

En la imagen, cedida por el Departamento de Australia de Inmigración y Ciudadanía que muestra una tienda de acomodación para personas que buscan asilo en la isla de Manus, en Papúa Nueva Guinea. EFE/Archivo

La Comisión de Derechos Humanos de Australia lanzó hoy una investigación sobre la situación de los menores alojados en los centros de detención para inmigrantes, como parte de un polémica proyecto para combatir la llegada de solicitantes de asilo al país.El proceso analizará el impacto de la detención en la salud mental de los niños, los casos en los que los menores se han hecho daño a sí mismos y las evaluaciones realizadas por las autoridades australianas antes de enviarlos a los centros de detención en la Isla Christmas, en Australia, Nauru o Papúa Nueva Guinea.Unos 1.000 menores viven en estos lugares, de los cuales 400 están en la Isla Christmas y otros 100 en Nauru, según los datos de la comisión.La presidenta de este comité, Gillian Triggs, expresó a la cadena local ABC su preocupación por el confinamiento prolongado, de más de tres meses.El ministro australiano de Inmigración, Scott Morrison, comentó a la emisora 2GB que la detención de los menores se debe a la llegada de 50.000 solicitantes de asilo entre finales de 2007 y 2013.Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Australia tuvo al menos 17.000 llegadas marítimas de ilegales entre enero y julio de 2013.El ACNUR, así como organismos de derechos humanos, critican desde hace tiempo las condiciones "inhumanas" en los centros de detención de inmigrantes que Australia financia en Nauru y Papúa Nueva Guinea.Miles de emigrantes se embarcan cada año en Indonesia con el fin de alcanzar Australia para pedir asilo, pero la mayoría es interceptada por los guardacostas australianos y llevada a centros de detención en terceros países, mientras que otros naufragan y mueren.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios