Miles de hondureños se movilizan a la cruzada de oración "Una Nación, Un Día"

Miles de hondureños se han movilizado durante toda la semana para la cruzada de oración "Una Nación, Un Día", promovida por el predicador evangélico Dominic Russo, que concluyó esta noche con concentraciones en las ciudades cabecera de los 18 departamentos de Honduras.

Miles de hondureños participan el 20 de julio de 2013, en la cruzada de oración "Una Nación, Un Día", en el Estadio Nacional de Tegucigalpa (Honduras). EFE Miles de hondureños participan el 20 de julio de 2013, en la cruzada de oración "Una Nación, Un Día", en el Estadio Nacional de Tegucigalpa (Honduras). EFE

Miles de hondureños participan el 20 de julio de 2013, en la cruzada de oración "Una Nación, Un Día", en el Estadio Nacional de Tegucigalpa (Honduras). EFE

Miles de hondureños se han movilizado durante toda la semana para la cruzada de oración "Una Nación, Un Día", promovida por el predicador evangélico Dominic Russo, que concluyó esta noche con concentraciones en las ciudades cabecera de los 18 departamentos de Honduras.La jornada inició el domingo pasado cuando comenzaron a llegar unos 2.000 misioneros estadounidenses en aviones Boeing 747-400 a San Pedro Sula, que de inmediato comenzaron a viajar a diferentes regiones de Honduras para brindar asistencia en materia de salud que incluyó servicios de oftalmología y odontología, entre otros.En la víspera del cierre de la cruzada, Russo, estadounidense, dijo que Honduras hoy "será impactada y nunca más será la misma porque quedará de semilla de una nueva nación".Agregó que su primera visita a Honduras fue hace diez años como parte de una misión evangelizadora y que desde entonces pensó que se podía hacer mucho por el país centroamericano.Honduras es un país con 8,5 millones de habitantes de los que más del 60 por ciento son pobres.Además, la pequeña nación sufre una violencia criminal que diariamente deja unos 20 muertos, según organismos de derechos humanos.Russo, de 29 años, reunió el viernes en Tegucigalpa a representantes de los nueve partidos y otros sectores sociales, entre los que figuró el presidente hondureño, Porfirio Lobo, para hablar sobre la unidad que debe marcar a los hondureños y los logros que se pueden alcanzar mediante la fe y la oración."Hoy cerramos un capítulo en la historia de Honduras y decimos a todos bienvenidos a una nueva Honduras, la nación será impactada y nunca más será la misma porque quedará la semilla de una nueva nación", dijo Russo.El religioso agradeció a Lobo, porque él fue quien decidió que este día se celebrara la cruzada a favor de la unidad y reconciliación entre los hondureños.

Más noticias

0 Comentarios