El primer ministro nipón estudia disolver el Parlamento antes de fin de año

El primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, estudia disolver las Cámaras antes de fin de año con vistas a convocar elecciones anticipadas en diciembre o enero, según informan hoy varios medios locales.

El primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, estudia disolver las Cámaras antes de fin de año con vistas a convocar elecciones anticipadas en diciembre o enero, según informan hoy varios medios locales.El diario económico Nikkei y la televisión NHK afirman hoy que Noda transmitió esta intención al secretario general del gobernante Partido Democrático (PD), Azuma Koshiishi, en una reunión el domingo por la noche.Ayer, además, el primer ministro aseguró ante el comité presupuestario de la Cámara Baja que no tiene "ninguna intención" de prolongar su Gobierno "de forma indefinida", añade Nikkei en su edición digital.El jefe del Ejecutivo nipón se comprometió hace unos meses con la oposición a anticipar las elecciones, que en principio debían celebrarse en verano de 2013, a cambio del apoyo necesario para aprobar una importante reforma fiscal que incluyó una polémica subida del IVA.Una vez logrado aquel objetivo, Noda busca ahora que este jueves el Parlamento aprueba una ley crucial para emitir nuevos bonos que financien los gastos públicos este ejercicio, sin la cual se corre el riesgo de que las actividades del Estado queden bloqueadas.La luz verde a esta ley parece garantizada, después de que el PD alcanzase hoy un acuerdo con la oposición para que el próximo jueves la respalde en el Parlamento.Además, los medios locales apuntan a que antes de convocar elecciones el jefe del Gobierno buscaría reformar la ley electoral para cambiar el peso de los votos por regiones, además de potenciar un debate sobre la reforma del sistema de seguridad social.En función de cómo avancen estas cuestiones, las elecciones podrían tener lugar entre el 16 de diciembre y el 20 de enero, según el Nikkei.En la cúpula del partido gobernante han advertido contra convocarlas demasiado pronto, ya la popularidad del Gabinete se encuentra en sus cotas más bajas.Según una encuesta publicada hoy por el diario Asahi, el descontento con el Gobierno de Noda ha subido hasta el 64 por ciento, el nivel más alto desde que el primer ministro asumió el poder en septiembre del año pasado.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios