El número de desplazados internos en Malí supera ya las 200.000 personas

El mayor acceso al norte de Mali ha permitido a las organizaciones humanitarias hacer un recuento más efectivo de los desplazados internos, lo que ha desvelado que más de 200.000 personas han debido abandonar sus casas y vagan por el país huyendo de la violencia.

El mayor acceso al norte de Mali ha permitido a las organizaciones humanitarias hacer un recuento más efectivo de los desplazados internos, lo que ha desvelado que más de 200.000 personas han debido abandonar sus casas y vagan por el país huyendo de la violencia.Así lo anunció hoy el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que da por buenas las cifras recabadas por la Comisión de Movimientos de Población de Mali y que cifra los desplazados internos en 203.845.Las estimaciones que se hacían hasta ahora eran de 120.000 desplazados."El mayor acceso a las zonas del norte y un mejor recuento de los desplazados en Bamako ha permitido actualizar las cifras", revela el comunicado del ACNUR.Sólo en Bamako hay más de 46.000 malienses procedentes de otras zonas del país.Estas cifras muestran los éxodos producidos hasta ahora, unos movimientos de huida que no cejan, tanto en el interior del país como hacia las naciones vecinas.Según ACNUR, en los últimos dos meses, Níger ha recibido 3.853 refugiados malienses y un millar Burkina Faso.La agencia de la ONU alerta de que cada vez es más difícil acceder a los refugiados en Níger, Burkina Faso y Mauritania a causa de los secuestros de funcionarios internacionales, por lo que éstos tienen que viajar con escolta, lo que encarece y dificulta sus movimientos.Otro de los problemas en Níger es que el curso escolar no ha comenzado en los campos de refugiados porque las infraestructuras no han sido aún construidas, por lo que el ACNUR teme que niños y adolescentes vuelvan a Mali para seguir estudiando y sean forzosamente reclutados por grupos armados.La inestabilidad y el éxodo de refugiados del norte de Mali comenzó en enero, cuando el grupo rebelde tuareg Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA) se alzó en armas para pedir una mayor autonomía.Dos meses después, el gobierno del presidente maliense Amado Tumani Turé sufrió un golpe de Estado perpetrado por militares que le recriminaban no emplear suficiente mano dura con los rebeldes.El 6 de abril, ante la confusión creada por el golpe de Estado contra el gobierno constitucional maliense, el MLNA proclamó unilateralmente la independencia de Azawad (tercio norte del país).El MNLA ha acabado siendo arrollado por varios grupos radicales islamistas (Al Qaeda en el Magreb Islámico, Ansar al Din y el Movimiento para el Monoteísmo y la Yihad en el Africa del Oeste), que se han hecho con el control del norte del país.El nuevo gobierno en Bamako busca ahora, con el apoyo de la Comunidad de Estados de África del Oeste (CEDEAO), una intervención militar para recuperar el control del tercio norte del país, pero Argelia, uno de los vecinos más influyentes de la zona, es reticente a participar en una operación semejante.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios