Ross busca impulsar el proceso de paz en los campamentos saharauis

El enviado del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, en sus primeras horas en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, Argelia, ha mantenido conversaciones con dirigentes y representantes de la sociedad civil para intentar reactivar el estancado proceso del Sáhara occidental.

El enviado del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, en sus primeras horas en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, Argelia, ha mantenido conversaciones con dirigentes y representantes de la sociedad civil para intentar reactivar el estancado proceso del Sáhara occidental.En las diferentes reuniones que mantuvo ayer y hoy, el enviado de la ONU y los responsables de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) han evaluado el avance del proceso de paz en los últimos años y han hablado sobre la posibilidad de encontrar nuevas opciones para romper el "Statu Quo" actual, según indicaron a Efe varias fuentes."Hablamos de las diferentes etapas del proceso y de los factores que contribuyen a su estancamiento. También comenzamos a explorar los medios que podrían aplicarse para salir de este punto muerto. ¿Hay que continuar con las rondas de negociaciones directas?. ¿Hay que encontrar otras voces?", dijo a Efe Mohamed Jadad, coordinador saharaui con la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental, antes de subrayar que los saharauis están abiertos a cualquier propuesta.Bajo la égida de la ONU, el movimiento independentista saharaui Frente Polisario y Marruecos han mantenido desde 2007 cuatro rondas de negociaciones directas y nueve informales para discutir el proceso de paz.Mientras el reino de Marruecos mantiene que la única solución del conflicto, que dura desde 1975, es otorgar una amplia autonomía a los territorios saharauis, los dirigentes de la RASD reivindican la celebración de un referéndum de autodeterminación."Si bien es cierto que estamos abiertos a cualquier nuevo acercamiento, también lo es que los saharauis están más que nunca aferrados a su derecho a pronunciarse sobre su futuro", advirtió Jadad. Una posición común a la mayoría de los responsables saharauis.Junto a las voces más conciliadoras, Ross también ha escuchado las quejas de aquellos que no dudan en acusar directamente a Rabat del bloquear el proceso, e incluso de quienes amenazan con el regreso a las armas si las negociaciones fracasan.El secretario de Estado saharaui encargado de la Seguridad, Ibrahim Ahmed Mahmud, describió a Marruecos como "el único enemigo del pueblo saharaui"."Un Estado saharaui independiente es la solución y el estancamiento actual no hace más que reforzar la voluntad de los saharauis de defender su causa por todos los medios, ya sea por la vía pacífica o por la lucha armada", dijo Mahmud tras reunirse con Ross, según informó la agencia saharaui SPS.En esta misma línea, el secretario general de la Asociación de Jóvenes Saharauis, Musa Salma, explicó a Efe que los jóvenes saharauis están "profundamente decepcionados" y condenan "el inmovilismo de la comunidad internacional ante el calvario de los saharauis, así como el egoísmo de algunos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, que sólo piensan en sus intereses"."Ross nos ha dicho que la parte marroquí mantiene su propuesta de autonomía y que no quiere hablar de otra opción. Le hemos respondido que entonces habrá que disolver la MINURSO, porque no sirve para nada, y dejar a los saharauis que se expresen de la manera que les convenga, lo que incluye la posibilidad de retomar las armas", agregó Salma.El coordinador con la MINURSO señaló a este respecto que el regreso a las armas es "un sentimiento que realmente está presente entre la población" y "una opción que siempre estará sobre la mesa mientras el Sáhara Occidental esté ocupado"."La opción militar jamás ha sido descartada" comentó Jadad, antes de aclarar que los dirigentes saharauis están determinados a continuar por la vía pacífica y a apoyar los esfuerzos de Ross "todo el tiempo que sea posible".Ross comenzó el pasado 27 de octubre en Rabat su cuarta gira por la región y los países implicados en el conflicto saharaui desde que en 2009 fue designado como enviado para el Sáhara Occidental.Tras reunirse con el rey Mohamed VI y con dirigentes y representantes de la sociedad civil marroquí, el diplomático estadounidense se desplazó a El Aaiún, en territorio saharaui ocupado por Marruecos, antes de viajar a Tifariti, territorio saharaui no controlado por Rabat, y a los campamentos de refugiados de Tinduf, situados en Argelia.En esta gira, que concluirá a mediados de mes, Ross pretende implicar a actores civiles independientes para intentar acercar las posturas entre las distintas partes en conflicto. Samir Knayaz

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios