Mansur descarta un presidente "faraónico" y apoya los objetivos de la revolución egipcia

El jefe de Estado interino de Egipto, Adli Mansur, advirtió hoy de que la nueva Constitución pone fin "a la leyenda del presidente faraónico", al tiempo que se comprometió con los objetivos de la revolución egipcia de 2011.

El presidente interino egipcio, Adli Mansur. EFE/Archivo El presidente interino egipcio, Adli Mansur. EFE/Archivo

El presidente interino egipcio, Adli Mansur. EFE/Archivo

El jefe de Estado interino de Egipto, Adli Mansur, advirtió hoy de que la nueva Constitución pone fin "a la leyenda del presidente faraónico", al tiempo que se comprometió con los objetivos de la revolución egipcia de 2011.Mansur anunció en un comunicado su deseo de reunirse con jóvenes que participaron en "las revoluciones del 25 de enero y del 30 de junio para mostrar su firme respaldo a las peticiones nacionales", entre críticas de los activistas a la gestión de las autoridades interinas.En ese encuentro, para el que ya ha solicitado que se envíen invitaciones, expresará también su compromiso con "satisfacer las aspiraciones del pueblo egipcio en las próximas fases", en las que se celebrarán elecciones presidenciales y parlamentarias.Los comicios presidenciales tendrán lugar como tarde el próximo mes de abril, y sigue la incertidumbre sobre la eventual candidatura del ministro de Defensa y jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi."El nuevo presidente necesita obtener un gran apoyo popular, que le permita tomar todas las decisiones necesarias para empujar Egipto hacia delante en diferentes cuestiones", aseguró Mansur en una entrevista publicada hoy por el diario estatal "Al Ahram".Sobre Al Sisi, dijo que es "un hombre muy querido y valorado por el pueblo", y recordó su "papel esencial en la revolución del 30 de junio, en la que arriesgó su vida por el país y se enfrentó al mundo para salvaguardar la nación".Mansur aseguró que el próximo presidente de Egipto estará al mando del poder Ejecutivo "el tiempo necesario para dirigir la actual crisis", pero no se perpetuará en el poder porque la Carta Magna aprobada el mes pasado "pone fin a la leyenda del presidente faraónico".El presidente interino también hizo referencia a los Hermanos Musulmanes, declarados organización terrorista por el actual Gobierno, y descartó cualquier posibilidad de reconciliación con la cofradía islamista con el argumento de que ha cometido crímenes.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios