Francia entra en alerta por la ola de calor inusitada

El calor del Sáhara que llega a Francia vía España y Portugal causó hoy temperaturas máximas de 39,7 grados centígrados en París, que reviven en el recuerdo colectivo las que azotaron el país en el verano de 2003 y que le costaron la vida al menos a 15.000 personas.

Varias personas descansan en la orilla del Sena, junto a Notre Dame en París, Francia durante la ola de calor que asola la capital francesa. EFE Varias personas descansan en la orilla del Sena, junto a Notre Dame en París, Francia durante la ola de calor que asola la capital francesa. EFE

Varias personas descansan en la orilla del Sena, junto a Notre Dame en París, Francia durante la ola de calor que asola la capital francesa. EFE

El calor del Sáhara que llega a Francia vía España y Portugal causó hoy temperaturas máximas de 39,7 grados centígrados en París, que reviven en el recuerdo colectivo las que azotaron el país en el verano de 2003 y que le costaron la vida al menos a 15.000 personas.Los servicios de Météo France han colocado en alerta naranja 47 de los 101 departamentos en los que se divide el territorio francés, donde se espera que las altas temperaturas estén acompañadas de ausencia de viento y de un episodio de contaminación atmosférica en gran parte de su superficie.Fuentes de ese servicio indicaron a Efe que no se puede considerar que la actual ola de calor supere de momento a la anotada en 2003, porque ese año, aunque en París por ejemplo no pasó de los 39,5 °C, se extendió durante nueve días.El calor golpeó hoy con fuerza otras localidades del este, sur y norte de Francia, como Lyon (38 °C), Burdeos (35 °C) o Estrasburgo (32 °C), respectivamente, con puntos donde se esperan máximos desconocidos desde 1947.En regiones como Champaña, Burgoña o Périgod, se calcula que los termómetros superarán los 40 grados en el día más caluroso de una ola que no remitirá, al menos, hasta el fin de la semana.Ayer, la localidad de Cazaux (suroeste) ya registró 40,2 °C, un techo que no se alcanzaba desde 1968. En Nantes (oeste) los termómetros llegaron a los 37 °C, inéditos a estas alturas del año desde 1952.Esta ola de calor, según Météo France, se caracteriza por su precocidad, porque las más importantes que se han dado en Francia en el pasado se produjeron más entrado el verano.Consecuencia de las altas temperaturas fue una gran avería eléctrica que afectó a unas 800.000 personas anoche en el oeste de Francia, debido, según la Red de Transporte de Electricidad de Francia (RTE), a las fuertes variaciones en las temperaturas.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios